Wall Street ha recibido con los brazos abiertos los primeros resultados que mejoran las previsiones. Gigantes de la industria financiera como JP Morgan y Citigroupse han mejorado las previsiones del mercado lo que ha propiciado otra jornada alcista de los índices neoyorquinos. 

Noticias relacionadas

Los inversores se habían predispuesto a unas cifras tan negativas para el segundo trimestre que cualquier pequeña desviación al alza o previsión de que el próximo cuarto del año será más amable se traduce en compras. Eso le ha ocurrido, sin ir más lejos a JP Morgan, que ha logrado mejorar las previsiones de consenso con su balance.

Con este escenario, el Dow Jones logró avances del 2,14% hasta rebasar los 26.642 puntos. Un 1,34% de subida se ha anotado el S&P 500, para cerrar en los 3.197 puntos. El avance más moderado quedó hoy en el tecnológico Nasdaq, que escaló hasta los 10.689 enteros gracias a su subida del 0,82%

Desde la agenda macroeconómica, un dato ha ayudado a sumar otra una chispa de luz al fondo del túnel. El índice de precios al consumo en junio alcanzó el 1,2% en tasa interanual, lo que supone una décima más de lo estimado por los economistas y se traduce en una demanda más fuerte de lo esperado en el mes en el que los rebrotes han azotado con fuerza la primera economía del mundo.

Tijeretazo al dividendo

La temporada de resultados en Wall Street alcanzó este martes uno de sus puntos álgidos con la publicación de balances por varios gigantes financieros. Wells Fargo es el que más atención ha generado al haber registrado pérdidas por 2.694 millones de dólares frente al beneficio de 5.848 millones de hace un año. Estas son las cifras resultantes de provisionar 9.565 millones para hacer frente al deterioro del crédito provocado por el agravamiento de la crisis, que también ha llevado a la entidad a recortar un 80% su dividendo, hasta los 0,1 dólares por título. Sus acciones caen un 4,57%.

Por su parte, Citigroup descendió un 3,8% tras haber registrado un beneficio neto de 1.316 millones de dólares, lo que supone un 72,6% menos que hace un año. De nuevo, las provisiones frente a un eventual incremento de la morosidad está detrás del golpe, pues se han incrementado un 277% en este periodo, hasta 7.903 millones de dólares. Y es que su cifra de negocio creció un 5,4% interanual.

Provisiones al alza, consejos a la baja

La que sí consigue convencer es JP Morgan Chase. Sus acciones subieron un 0,57% a contracorriente después de haber anunciado un beneficio un 59,9% más bajo que hace un año en el primer semestre, pero suficiente para superar las expectativas del mercado. En total, 7.552 millones de dólares de ganancia por el impacto de 18.758 millones de dólares en provisiones al crédito, cifra que supone un 609% más que al cierre de junio de 2019.

Tesla, volvió a subir para recuperar los 1.500 dólares. Los analistas de Piper Sandler han subido su precio objetivo nada más y nada menos que hasta los 2.322 dólares por acción. Una cota más que generosa que lo es más si se tiene en cuenta que partían de una valoración previa de 930 dólares.

Netflix ha recuperado gran parte de lo retrocedido en la jornada para su gráfica después de que los analistas de UBS recortaran su consejo de inversión sobre la gigante tecnológica a neutral desde comprar. Es una señal más del progresivo cambio de entusiasmo hacia estas compañías abanderadas del Nasdaq, de cuya complacencia ha alertado la última Encuesta Global de Gestores publicada por Bank of America este martes.