Wall Street no tiene techo para la remontada. A pesar de que los contagios por coronavirus no dejan de crecer en EEUU y otros países, los inversores tienen de nuevo motivos para pensar en la recuperación de la economía. El guiño de Donald Trump hacia China en materia comercial da un nuevo impulso a los grandes índices neoyorquinos, con el Nasdaq asaltando máximos históricos una vez más.

Noticias relacionadas

El respiro para los invesores ha llegado en forma de tuit de Donald Trump, que ha desmentido unas declaraciones de un asesor comercial de la Casa Blanca en la que apuntaba que el acuerdo Fase Uno entre Washington y Pekín estaba en punto muerto. El presidente de EEUU ha señalado que el pacto está "completamente intacto" y eso ha bastado para la remontada.

El Dow Jones ha cerrado con una tímida subida del 0,5% en los 26.125 puntos Una cota similar es la que se apunta el S&P 500, que alcanza los 3.131 eneteros. Mientras tanto, con avances que rozan el 1% arriba, el tecnológico Nasdaq ha tocado hoy máximos históricos intradía y ha cerrado finalmente en los 10.131 puntos tras subir un 0,74%.

El mensaje de Trump

Aunque Trump ha señalado que vigilará que se cumplan los términos del acuerdo, ya que China está lejos de cumplir sus compromisos de adquisición de productos agrícolas estadounidenses, este guiño disipa el miedo a la posible llegada de una nueva lucha arancelaria entre ambas potencias. En cualquier caso, incluso el asesor presidencial Peter Navarro ya había señalado que sus palabras "se habían sacado completamente de contexto".

También, como ya ocurría en Europa, los índices PMI de actividad sectorial contribuyen a la remontada de los índices. El medidor del sector servicios alcanza los 46,7 puntos, y el de manufacturas se eleva ya hasta los 49,6 enteros. En ambos casos, por encima de las previsiones de consenso de los especialistas. En ambos casos, muy cerca de recuperar los 50 puntos que marcan la entrada en terreno expansivo.

Apple apuntala el rally

Por lo que respecta al terreno corporativo, Apple sigue cabalgando en máximos históricos con las novedades llegadas desde su Conferencia Anual de Desarrolladores. Un 2% suman este martes sus acciones y no son un bicho raro. Amazon y Microsoft también cotizan en máximos insólitos hasta la fecha.

En cuando a unos efectos menos benignos del coronavirus, la mirada se dirige de nuevo hacia American Airlines, que cae un 6% después de haber fijado definitivamente las condiciones de su próxima ampliación de capital. La aerolínea emitirá 74,1 millones de nuevos títulos a un precio de suscripción de 13,5 dólares por acción. Además, ha sentado las bases para una emisión de bonos convertibles -muy empleados últimamente por el sector turístico- por hasta 1.000 millones de dólares.

Muchos prestan atención también a Starbucks, que ha anunciado su nueva carta para este verano en EEUU. La compañía ha anunciado la inclusión del sándwich de carne vegetal de Impossible Foods, lo que supone un espaldarazo a esta compañía en un segmento de restauración rápida hasta ahora dominado por su rival Beyond Meat.