Las acciones de Mapfre no están teniendo un buen comportamiento tras las correcciones por la pandemia del Covid-19. De hecho, a precios de cierre de ayer lunes acumulan una depreciación del 34,5% desde principio del año, cosa que no nos debe extrañar porque está en línea con el resto de valores.

Noticias relacionadas

Y este mes de mayo que termina esta semana tampoco está funcionando bien. La publicación de sus resultados del primer trimestre ha ahuyentado el interés de los inversores y por ello en lo que llevamos de mes de mayo acumula una caída del 7,5%

Tras caerse desde los 2,4 euros hasta los casi 1,3 euros en marzo, el valor tuvo una importante reacción hasta casi los 1,8 euros, pero desde entonces ha vuelto a desarrollar una pauta de máximos y mínimos decrecientes guiados por la media de medio plazo que podemos ver en el siguiente gráfico de color rojo. 

Evolución de las acciones de Mapfre Eduardo Bolinches

Parece que dicha media es un gran muro para la continuidad de las subidas y ahora, en medio de toda la euforia bursátil que estamos viviendo con un S&P 500 por encima de los 3.000 puntos y un Ibex 35 decidido a ir a comerse los 7.000 puntos, se ha plantado de nuevo ante dicho muro. 

No sé si esta vez logrará derribarlo o por el contrario asistiremos al cuarto fracaso en lo que llevamos de mes, pero sí sé que hay que estar atentos a lo que ocurra en Mapfre en las próximas sesiones y no dar por hecho ninguna de las dos opciones hasta que no veamos el cierre de hoy. 

El volumen de la reacción en curso viene decreciendo fuertemente. Y eso no es un síntoma precisamente positivo; pero todo puede ocurrir y lo único que tenemos que hacer es esperar pacientemente a que el valor se decida por una opción u otra. 

Ver hoy cierres por encima de los 1,59 euros será la señal que muchos inversores andan esperando y con ello será el pistoletazo de salida con un segundo cierre de confirmación de una carrera por alcanzar de nuevo los 1,74 euros y luego los 1,79 donde realmente se jugará la continuidad de la reacción. 

Llegado este caso lo único a vigilar será que no volvamos a ver cotizaciones por debajo de la media móvil de medio plazo