La última semana de mayo viene plagada de incertidumbres que complican definir hacia dónde se moverán los índices. Más allá de cuestiones “imprevisibles” como la evolución del coronavirus y la relación comercial entre China y EEUU, el director de análisis de Bankinter, Ramón Forcada, explica que “el mercado quiere subir y arrastrar al S&P 500”.

Noticias relacionadas

En esta línea, Forcada destaca que “podemos empezar la semana con un poquito de rebote” en función del registro que arroje el índice de confianza alemán Ifo. El experto aguarda que sea positivo como lo fue su ‘hermano’ el Zew hace unos días.

Sea como sea, el director de análisis de Bankinter considera que “los más importante es la consolidación, porque los avances no son lineales nunca, de manera que habrá que combinar días buenos con no tan buenos a corto plazo”. Aquí subraya como la volatilidad se ha reducido hacia “niveles mucho más sostenidos”, como indica la moderación del índice VIX.

A pesar de todo esto, el experto advierte de que en realidad lo que determinará el rumbo de mercado será el flujo de noticias. En especial, aconseja prestar atención a novedades sobre el comercio internacional, la negociación del programa de reconstrucción europeo, los avances hacia una vacuna o medicamento contra el Covid-19 y la reapertura de las economías.

En cuanto al primer y el último punto, Forcada no descarta sobresaltos. “Es imprevisible cuándo va a lanzar un tuit Trump o si China va a anunciar que Baidu se retira del Nasdaq”. Por lo que se refiere a la respuesta conjunta de Europa frente a la crisis sanitaria y económica, el experto se sigue mostrando “escéptico en cuanto a la entrega de fondos sin condicionalidad o supervisión”.