La disputa dialéctica entre Washington y Pekín va a más y pasa factura a Wall Street. La  determinación de Trump en acelerar la reapertura de la economía estadounidense se queda corta para infundir entusiasmo entre unos inversores que vuelven a temer una escalada de la guerra comercial entre ambas potencias.

Noticias relacionadas

El regreso de las protestas a Hong Kong, que se habían suspendido por causa de la epidemia, ha puesto a trabajar al Gobierno de China en una norma que las prohíba. La Casa Blanca ha respondido con la amenaza de retirar a la excolonia algunos de los privilegios que la han convertido en el polo financiero de Asia-Pacífico.

El rojo de las pérdidas se impone en los índices neoyorquinos, aunque con menos virulencia de lo que apuntaban los futuros. El Dow Jones ha cerrado plano hasta situarse ligeramente por encima de los 24.465 puntos. Acumula un alza semanal del 3,29%, la mayor subida en cinco días desde abril. Un 0,24% ha subido el S&P 500, que logra aguantar los 2.955 enteros. El Nasdaq  repunta un 0,4% y llega a los 3,924 puntos con una ganancia en los últimos cinco días del 3,4%.

Desde la otra orilla del Atlántico llega la confirmación del Banco Central Europeo (BCE) de que está listo para desplegar más estímulos frente al coronavirus. Más concretamente, a ampliar el alcance de las medidas que ya ha implementado para paliar los peores efectos de la epidemia sobre la economía. Algo que viene a confirmar lo que para muchos analistas se había convertido en una necesidad.

Las actas de la última reunión del Consejo de Gobierno de la institución lo recogen. El organismo explica que "estaría completamente preparado para aumentar el tamaño del PEPP y ajustar su composición, y potencialmente sus otros instrumentos".

Nvidia supera previsiones

La tecnológica Nvidia cotiza las cuentas que publicó ayer al cierre de la sesión neoyorquina. La compañía ha publicado un beneficio neto de 900 millones de dólares, que se traducen en 1,47 dólares por acción, sensiblemente por encima del mismo periodo del ejercicio anterior. Sus ingresos también crecieron, hasta los 3.000 millones de dólares. Esta semana, la compañía se había anotado cuatro máximos históricos consecutivos, y este viernes apunta a repetir con alzas del 2,8%.

También cotiza cuentas la fabricante de maquinaria agrícola y de construcción Deere & Co, que ha anunciado un beneficio neto de 666 millones de dólares en su primer trimestre fiscal. La cifra supone 2,11 dólares por acción, lo que es menos que el año pasado, pero sensiblemente más que los 1,69 dólares por título. La compañía de segadoras ha cerrado plana con una tímida subida del 0,04%.

Reaperturas y medicina

Sin embargo, si hay una compañía que destaque por sus ganancias este viernes es Navidea Biopharmaceuticals, un 91% al alza. La biofarmacéutica se dispara así después de haber publicado avances positivos en su estudio de fase 2 para un medicamento para tratar la artritis reumatoide.

Por lo que se refiere a la desescalada, Bed Bath & Beyond se convierte en protagonista, aunque cae un 1,47%, después de anunciar que reabrirá 600 de sus establecimientos cerrados en las últimas semanas como medida preventiva para contener el avance del coronavirus. La mayoría de estas tiendas se ubican en Norteamérica.