Wall Street no logró culminar el entusiasmo que mantuvo gran parte de la jornada. Los datos macroeconómicos que veían la luz este jueves, especialmente el de paro semanal y el enésimo rifirrafe entre Donald Trump y la administración china impulsaron a la baja la Bolsa de Nueva York. 

Noticias relacionadas

La referencia del día, como cada jueves, volvía a estar en el recuento semanal de peticiones de subsidio al desempleo. En los últimos siete días, otros 2,44 millones de estadounidenses se han sumado a la cola del paro, lo que significa que desde que el coronavirus entró en EEUU, cerca de 40 millones de ciudadanos han perdido su empleo.

Un duro escenario que terminó por perjudicar los índices de referencia de Wall Street. El Dow Jones cayó un 0,4% hasta los 24.474 puntos. El S&P 500 perdió un 0,74% y los 3.000 enteros siguen resistiéndosele. Mientras tanto, el Nasdaq cedió un 0,97% hasta los 9.284 puntos.

Aunque el dato semanal de paro se queda muy cerca de las previsiones de consenso, una vez más siguen estando por encima de las estimaciones. Y no solo eso, sino que además el dato de renovaciones del subisidio asciende hasta un insólito récord de 25,07 millones de parados.

Por si fuera poco, frente al avance de los índices PMI en Europa, el indicador de actividad manufacturera de la Fed de Filadelfia se ha quedado en los -43,1 puntos. Un dato más amable que el registro del mes pasado (-56,6), pero sensiblemente peor que el que vaticinaba el consenso de economistas (-41,5).

La amenaza comercial

Además, los inversores tienen que terminar de digerir las declaraciones que el presidente de EEUU, Donald Trump, volvía a lanzar contra China por su gestión del coronavirus. El mandatario ha acusado abiertamente a Pekín de "desinformación y ataque de propaganda", lo que ha reavivado el miedo a un repunte de la guerra comercial entre ambos países.

En el terreno corporativo, toca el turno de cotizar las cuentas de la cadena minorista especializada en productos electrónicos Best Buy. En su primer trimestre fiscal ha conseguido un beneficio neto de 159 millones de dólares, lo que supone una contracción del 40% frente al año pasado a consecuencia de una menor facturación y costes extraordinarios por los cierres de confinamiento.

Vacunas y cannabis

La infección impulsó este jueves la gráfica de AstraZeneca hasta un 2,7% al alza, después de conocerse que el Gobierno Federal podría invertir hasta 1.200 millones de dólares en un ensayo de vacuna conducido por esta firma farmacéutica. 

Un 18,2% repuntó L Brands, la firma cabecera de marcas como Victorias Secret, después de haber anunciado que sigue adelante con su plan para sacar a cotización en una compañía aparte los negocios vinculados con su marca Bath & Body Works.

Del mismo modo, se registraron alzas de casi el 34% para la compañía de marihuana Aurora Cannabis. La productora de cáñamo ha anunciado un plan para la adquisición de Reliva LLC por unos 40 millones de dólares en una operación a través de acciones, sin efectivo de por medio.