Los retrocesos de la recta final de la semana pasada dejan paso a un fuerte respingo alcista este lunes en las bolsas de todo el mundo. El Ibex 35 sube un 4,7% hasta los 6.779,3 puntos pese a haber arrancado la jornada por debajo de los 6.600 puntos. El repunte es el más abultado del índice español en los últimos dos meses.

Noticias relacionadas

La receta de esta explosión alcista la han conformado varios ingredientes. En primer lugar, ya apuntaban al alza los datos marco que desde Asia veían la luz en los primeros compases de la sesión. Después, la recuperación de los precios del petróleo con la continuidad de los planes de desescalada en varios países. Por último, los avances que dos conocidas farmacéuticas estadounidenses han dado a conocer en su lucha frente al Covid-19.

El dato clave de la sesión llegaba desde Japón, cuya segunda estimación del PIB del primer trimestre mejora sensiblemente la previsión inicial y también los pronósticos de los expertos. El país ha dado a conocer una contracción del 3,4% frente al 4,6% esperado y el 7,3% de la lectura precedente. Además, las exportaciones no petroleras de Singapur han crecido un 9,7% frente a la caída del 5% que aguardaba el consenso de economistas.

Los valores del sector turístico tomaban la delantera en el índice. Amadeus (+14,9%), IAG (+11,2%), Meliá Hotels (+9,2%) y Aena (+7,7%). Muy cerca de esta última cota se colocaban ArcelorMittal (+7,2%), que ha recibido así la irrupción inversora de BlackRockRepsol, que repuntaba un 6,6%.

Tras el toque de campana, solo un valor se decantaba por las pérdidas: Siemens Gamesa, que después lograba girar al verde. Al cierre, los  únicos valores penalizados eran Enagás (-0,3%), Viscofan (-0,1%). Mediaset España ganaba el verde por la mínima, un 0,06% al alza.

Libre de cortos

A falta de novedades corporativas de calado en el parqué madrileño, toda la atención se dirige hacia la decisión de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de “no prolongar la prohibición de creación o incremento de posiciones cortas netas” después de dos meses de vigencia de esta medida. El fin del veto se ha decidido en coordinación con otros supervisores europeos, si bien sigue vigente la obligación de comunicar estas posiciones bajistas desde un 0,1% del capital de cualquier cotizada.

Mientras tanto, el oro se descuelga de sus recientes máximos de ocho años cuando se acercaba a los 1.780 dólares. El retroceso del 1% que sufre este lunes rebaja su cotización a los 1.740 dólares.

El petróleo un mes después

Por el mercado de materias primas, el avance en los planes de desescalada contribuye a elevar el precio del petróleo por encima de los 35 dólares por barril en el caso de un Brent europeo que sube un 8,5%. Una escalada que llega justo un mes después de la entrada en negativo del WTI americano, que hoy sube un 12% hasta recuperar con holgura los 30 dólares después de dos meses por debajo de esta cota.

En el terreno de las divisas, el euro recupera la cota de los 1,09 dólares aunque por escaso margen, un 0,8% al alza. Las expectativas generadas ante los próximos movimientos de los bancos centrales son el principal motor de las variaciones en este cruce.

Las compras del Banco Central Europeo (BCE) son las que consiguen mantener a raya las primas de riesgo periféricas. El diferencial de los bonos españoles se modera hacia los 134 puntos con una rentabilidad del 0,82% frente al -0,52% que marcan los 'bunds' alemanes de referencia.