El pánico inversor ante la irrupción del coronavirus en Europa ha disparado la negociación en las bolsas mundiales. Y también en la española. BME acaba de hacer públicas las cifras de operaciones de marzo y el salto es especialmente notable en fondos cotizados (ETF), con un incremento del 524%

Noticias relacionadas

Los datos difundidos este miércoles por la sociedad rectora de las bolsas españolas dan cuenta de un total de 33.600 operaciones en ETF a lo largo del mes pasado. Esta cota es, además de seis veces la registrada un año antes, un 189% superior a la que se contabilizó en febrero de este año, cuando el Covid-19 ya comenzaba a traspasar las fronteras europeas.

El incremento por lo que se refiere a capital movilizado también es notable a pesar de la fuerte depreciación sufrida por la gran mayoría de activos de inversión. Con 457,8 millones de euros, la suma es un 232,3% más gruesa que en marzo de hace un año y un 93,4% superior a la de febrero. En el agregado del primer trimestre, el incremento alcanza ya el 75,4%, según las cifras de BME.

Más peso en acciones

Por lo que se refiere al segmento de renta variable, la bolsa española movilizó en marzo un total de 55.468 millones de euros en marzo, un 59,9% más que el mismo mes del año anterior y un 46,4% más que en febrero. El incremento en número de cruces ejecutados es aún mayor, lo que da muestras de la volatilidad desatada y los movimientos en masa de los inversores: 7,6 millones de operaciones, un 142,3% más que hace un año.

Este incremento de negociación en el mercado oficial español se traduce en que BME alcanzó una cuota de mercado del 72,4% sobre valores españoles, según las cifras aportadas por la consultora independiente LiquidMetrix. Además, la compañía presume de una horquilla de precios de solo 14,96 puntos básicos, lo que la sitúa un 16% por encima del siguiente centro de negociación analizado por la firma especializada.

Más futuros sobre el Ibex

Los efectos de la volatilidad y el pánico desatado sobre la bolsa españolas tiene un claro impacto también en el mercado de derivados. En futuros Mini Ibex 35 se han registrado 351.800 contratos, lo que supone un 200,8% más que hace un año y un 118,1% más que en febrero. Este es un producto de inversión frecuentemente empleado para establecer coberturas de cartera y conviene recordar que este marzo ha sido mes más bajista de la historia del Ibex 35.

Por lo que se refiere al mercado de renta fija, los 31.313 millones de euros acumulados en marzo suponen un crecimiento del 26,1% respecto a febrero, pero una caídas del 18,9% frente a marzo del año pasado. Las admisiones a negociación de emisiones de deuda pública y privada sumaron 42.626 millones de euros, un 19,5% más que hace un año.