Los daños de la crisis económica que conlleva el coronavirus cada vez son más evidentes y las bolsas siguen descontando el peor escenario. El rojo vuelve a mandar en Europa al arranque de esta última semana de marzo y el anuncio de nuevos estímulos de choque por parte de la Fed acelera los descensos. El Ibex 35 se deja un 3,31% y consigue salvar los 6.230,2 puntos pese a convertirse en el farolillo rojo de Europa.

Noticias relacionadas

El descenso al que apuntaban los futuros sobre el selectivo español era aún más profundo, pues condenaba a su gráfica a cotas cercanas a los 6.100 puntos. Y es que cada vez son más las cotizadas que están refiriendo a su supervisor correspondiente cómo impactará en su negocio este escenario que amenaza con la entrada en recesión de varias economías europeas.

Los descensos van a más tras moderarse a media sesión con una nueva y decidida intervención de la Reserva Federal de EEUU. Un contragolpe a la falta de consenso entre facciones políticas en EEUU para poder desplegar un plan de estímulos a semejanza de los que se están anunciando en varios estados europeos mientras sigue sin llegar un plan coordinado desde Bruselas. Tras el optimismo inicial, el miedo a que lo peor esté por llegar vuelve a golpear las bolsas.

Entre los valores más penalizados este lunes, de nuevo se colocan varios vinculados al turismo, como Aena (-18,9%), líder a la baja tras más medias restrictivas a la circulación de viajeros por aire, e IAG (-8,4%) donde los inversores esperan que el Gobierno español o británico muevan ficha para apoyar su continuidad operativa tal y como han hecho otros países con sus compañías aéreas de referencia. Más contundentes, los retrocesos de Merlin Properties (-9,6%), Acciona (-8,6%) y Bankia (-8,3%), que sigue por debajo del euro por acción.

Más allá del índice, uno de los valores más penalizados es Airbus, que ha retirado su guía de negocio para 2020, suspendido dividendos y anunciado la suscripción de nuevas líneas de liquidez para evitar su colapso financiero en el peor de los escenarios posibles. Un oscuro escenario que arrastra a la fabricante aeronáutica paneuropea hasta un 11,5% a la baja. También Amadeus ha suspendido dividendo y limitado su plan de recompra de acciones, lo que se ha traducido en caídas del 1,9% en bolsa.

En verde, apenas un puñado de valores que no llega a la centena al frente de los cuales se sitúan la castigada Cie Automotive (+8,1%), ACS (+2,1%) y Meliá Hotels (+2%). También se suman al rebote dos bancos -el Sabadell (+0,5%) y el Santander (+0,3%)- y la petrolera Repsol (+0,7%)

A pesar de todo, el rojo ya dominaba la sesión en Asia con la única excepción de la Bolsa de Tokio, con el Nikkei 225 subiendo un 1,9%. El índice de referencia de Sídney ha caído un 5,6%, mientras que los parqués chinos han perdido en torno a un 3%.

Los 'bunds' alemanes repuntan

En el mercado de materias primas, el petróleo continúa fluyendo a la baja. Un 4% se deja este lunes el Brent, de referencia en Europa, de manera que su precio compromete los 26 dólares por barril. Un panorama que ha llevado a muchas petroleras a renunciar a sus planes de recompra de acciones y retribución al accionista, tal y como es el caso de la francesa Total.

El oro intenta recuperar algo del brillo perdido en las últimas sesiones. Consigue un rebote del 5% que basta para para echar el lazo con holgura a la cota de los 1.500 dólares por onza.

Mientras tanto, en el mercado de divisas, el euro remonta tras la intervención de la Fed. A pesar de que los analistas siguen previendo que el retroceso de la moneda común se mantenga mientras los planes de estímulos vayan más rápidos en Europa que en EEUU, este lunes sube un 1% hasta los 1,08 dólares.

Por el mercado de renta fija, los bonos españoles siguen instalados en una prima de riesgo que supera los 110 puntos básicos. La rentabilidad de estos papeles se queda en el 0,76%, sensiblemente por debajo del 1% que llegaba a verse la semana pasada, mientras que los 'bund' alemanes de referencia cotizan al -0,4% al convertirse de nuevo en destino de inversores a la búsqueda de refugio.