El rojo manda. El Ibex 35 pasa de acariciar los 7.700 puntos con subidas de más del 2% a cerrar en los con los 7.436 enteros al caer un 0,33%. Las ventas han impuesto su ritmo conforme han ido viendo la luz nuevos informes que recortan las perspectivas de crecimiento para la economía española, europea y global.

Noticias relacionadas

La apertura de Wall Street, donde Goldman Sachs ha sacado a la luz su cara más pesimista, tampoco ha ayudado a los índices europeos, que a media sesión buscaban aferrarse con uñas y dientes al rebote. Al final, quinta sesión consecutiva a la baja para las plazas europeas y la condena a nuevos mínimos desconocidos desde 2012 para el Ibex 35.

Entre los valores que más han amortiguado los descensos del selectivo, los valores financieros. Y eso que tienen que digerir el anuncio por sorpresa del Banco de Inglaterra para rebajar los tipos de interés en medio punto porcentual, hasta el 0,25%.

Con esta medida sigue el ritmo marcado la semana pasada por la Reserva Federal de EEUU (Fed) y que llega además como prevención ante los efectos añadidos que el coronavirus pueda tener sobre el impacto del brexit en la economía local. El silencio del Banco Central Europeo (BCE), cuya presidenta ha solicitado medidas de contención a los países de la Eurozona solo un día antes de la esperada reunión del organismo, cada vez es más atronador.

CaixaBank aguanta con ganancias del 4,3% y Bankinter sube un 3,8%. La tabla de revalorizaciones continúa sin interrupción con Santander (+3,3%), BBVA (+2,6%) y Bankia (+2,3%) y el Sabadell (+1,7%) se sacuden en parte sus recientes mínimos históricos.

La que también logra salir de sus mínimos recientes es Telefónica, que acelera sus planes para hacerse con parte de los activos de la 'teleco' brasileña Oi. Sus acciones suben un 0,18%, pero no alcanzan los 4,5 euros.

Al otro extremo de la tabla de revalorizaciones caen con fuerza Indra (-9,3%), MásMóvil (-8,7%) y Ence (-5,6%).  Inditex, un 3,17% abajo arrastrada por las débiles previsiones de negocio de la alemana Adidas.

Tijeretazo al canto

Por si fuera poco, en plena subasta de cierre de las bolsas europeas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decretado finalmente que el coronavirus alcanza las dimensiones de pandemia. Algo que ha vuelto a pasar factura a las cotizadas del sector turístico, como Meliá Hotels (-5,4%), IAG (-5,3%) y Amadeus (-1,4%).

Este miércoles los varios informes que han rebajado las expectativas de crecimiento de la economía han sido determinantes para restar fuerza al impulso con el que abrían sesión las bolsas.

Entre los más significativos, los toques de atención del FMI al Gobierno español y  los números de Funcas, que ya estima que el PIB español crecerá un 1,5%. Esto es una décima menos de lo que había vaticinado hasta ahora. En números redondos, 1.300 millones de euros.

En el mercado secundario de deuda, la prima de riesgo se mantiene por encima de los 100 puntos básicos, con una rentabilidad del 0,28% para el bono español. Mientras tanto, el 'bund' alemán de referencia sigue suavizando su rentabilidad negativa hasta el entorno del -0,76%.