Wall Street lucha por el rebote tras apuntarse su peor sesión desde la quiebra de Lehman Brothers. Los índices neoyorquinos encuentran apoyo para procurarse la remontada en la promesa de reforma fiscal con la que Donald Trump quiere dinamizar la economía estadounidense.

Noticias relacionadas

Los principales indicadores de la Bolsa de Nueva York se anotaban avances cercanos al 3% en la apertura. Sin embargo, el rebote frena conforme avanza la sesión. El Dow Jones sube un 0,9% hasta los 24.050 puntos. El S&P 500 suma un 1,2% hasta los 2.800 enteros y el tecnológico Nasdaq remonta un 1,5% hasta asomarse a los 8.100 enteros.

El principal motor alcista de la sesión se encuentra en las declaraciones en las que el presidente Donald Trump anunció en la noche del lunes que impulsará una reducción de impuestos a las rentas del trabajo, así como una batería de medidas fiscales para paliar los efectos del coronavirus en las empresas estadounidenses. El objetivo es proceder a “un alivio sustancial” de las cargas tributarias de las nóminas para facilitar el gasto personal.

Además, el presidente de EEUU ha aprovechado para volver a cargar contra la Reserva Federal (Fed), a la que ha calificado de "patética". El mandatario ha acusado a la institución monetaria de "haber subido tipos demasiado rápido y haberlos bajado demasiado lento". De nuevo ha instado a su presidente, Jerome Powell, ha "bajar a los niveles de nuestras naciones competidoras".

Por último, en un mensaje aparte en su perfil personal de Twitter, ha aseverado: "¡La Reserva Federal debe ser un líder, no un seguidor muy tardío, que es lo que ha sido!".

No obstante, las advertencias de recesión que llegan desde instituciones económicas europeas ponen freno a Wall Street. Los inversores escrutan además la decisión de Arabia Saudí para elevar hasta 12,3 millones de barriles de petróleo su producción diaria. Un incremento que está en línea con las previsiones más cautas del mercado después de que la mesa de diálogo entre los países OPEP y sus aliados, liderados por Rusia, saltase por los aires este fin de semana. Esto impulsa más de un 9% la cotización del crudo Texas, hasta rozar los 34 dólares por barril.

Compañías como Marathon Oil (+7%), Callon Petroleum (+16%) y Apache (+14%) son algunas de las que rebotan con más fuerza. Las petroleras Chevron y Exxon Mobil limitan sus avances al 6% y el 4%.

La evolución del crudo también mueve la cotización de las aerolíneas, pero más lo hace la evolución del coronavirus. United Airlines ha presentado su plan de choque frente a la epidemia, que incluye el recorte de inversiones productivas por 4.500 millones de dólares, una reducción de capacidad del 10% para sus vuelos domésticos y hasta del 20% para su oferta internacional a partir de abril.

Por lo que se refiere al ámbito macroeconómico, el índice Redbook semanal de ventas minoristas alcanza una subida del 6%, en línea con las previsiones de consenso de los economistas.