El respiro dura poco en las bolsas europeas. Y la volatilidad campa a sus anchas. Los futuros anunciaban subidas antes de la apertura, pero los primeros cruces han sido tibios y las advertencias de recesión en Alemania han terminado por devolver el rojo a los índices. El Ibex 35 pasa de sumar casi un 4% y buscar la reconquista de los 8.000 puntos a perder un 3,21% y perforar los 7.500 enteros. Su último cruce, en los 7.461,5 puntos.

Noticias relacionadas

La volatilidad más extrema ha vuelto a hacer rehén del índice español y sus vecinos mientras siguen sin llegar medidas coordinadas en Europa para hacer frente al avance del coronavirus y su eventual impacto en la economía. Entre máximos y mínimos intradía, el Ibex 35 ha pegado bandazos de casi el 8% y sufre su cuarta sesión consecutiva de caídas, tiempo en el que acumula caídas del 16%. Regreso a mínimos de 2012.

Algunos de los valores más castigados en la jornada negra de ayer lunes son los que más tiran al alza -sin éxito- del índice español, como ocurre en el resto de plazas europeas. Al frente del selectivo se coloca Repsol celebra la remontada del petróleo un 1,6% al alza. Más fuerte aún, Mediaset España, líder del índice un 2,1% al alza.

Los valores financieros, que siguen muy pendientes de los movimientos de los bancos centrales, con una cita ineludible este jueves con el Banco Central Europeo (BCE) de Christine Lagarde, pasan de tomar la delantera a no marcar un rumbo definido después de que el Instituto Ifo haya alertado de la severa posibilidad de que la economía alemana entre en recesión en los próximos trimestres.

Banco Sabadell (-7,2%), a la cola del selectivo, y Bankia (-4,3%) se hunden a nuevos mínimos históricos mientras que Bankinter logra aguantar avances del 0,9% al cierre. Mapfre cierra un 1,6% al alza.

En terreno negativo, Acciona se convierte en el más penalizado solo por detrás del banco vallesano, con caídas del 6,7%. Iberdrola (-5,6%), Colonial (-5,3%) y Enagás (-5,2%) han sido los siguientes a la cola.

El rojo también se ha vuelto intenso en Endesa, que recibe con retrocesos del 4,9% la notificación de una multa de 300.000 euros de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) por defectos en las altas de algunos nuevos clientes.

El enésimo descenso para el índice español llega tras el buen comportamiento de los futuros estadounidenses esta madrugada junto a la reacción alcista de las bolsas asiáticas. Por el lado técnico, los analistas recuerdan que la clave ha estado en el fallo del índice español -y algunos de sus vecinos- para salir del rango de contratación de la sesión de ayer por la parte superior. Los 8.020 puntos no se han visto en ningún momento de la jornada de este martes. 

Desde el punto de vista macroeconómico, habrá pocos focos en los que se puede destacar la producción industrial de enero en Italia, que ha alcanzado el 3,7% interanual frente al 1,6% que aguardaba el consenso del mercado. Aunque conviene recordar que el primer mes del año está libre de los efectos de la epidemia de coronavirus en el país mediterráneo, lo que ha sido argumento para seguir presionando las bolsas.

La prima de riesgo en 100 puntos

Sin embargo, el dato clave ha llegado desde Alemania. El economista Clemens Fuest, presidente del Instituto Ifo para la Investigación Económica, ha asegurado este martes que el país entrará en recesión por culpa de la irrupción en Europa del coronavirus de Wuhan y su impacto sobre la cadena de suministros de la industria nacional y sus redes de exportación de manufacturas acabadas.

De igual modo, el máximo responsable de la conocida institución ha aseverado que la economía mundial se encuentra actualmente al borde de una nueva crisis como consecuencia de la rápida propagación de esta epidemia más allá de las fronteras de China.

Por el mercado de renta fija, los bonos españoles a diez años engordan su rentabilidad en más de 10 puntos básicos, hasta el 0,33%. La brecha frente a los 'bunds' germanos de referencia en Europa se suaviza hasta los 106 puntos, pero sigue por encima de la centena por segunda sesión consecutiva después de 10 meses por debajo.