Wall Street se desprende de sus dudas conforme avanza la sesión. Ni la incertidumbre política procedente de Europa ni la amenaza de la curva invertida desaniman este miércoles a los inversores en otra sesión marcada también por la actividad corporativa. Así, el Dow Jones suma un 1% y echa el lazo a los 26.000 puntos, cota que supera en 36 enteros. El S&P 500 avanza un 0,65% hasta los 2.887,9 puntso y el Nasdaq Composite, un 0,38% hasta los 7.857 puntos. 

Noticias relacionadas

La agitación geopolítica reinante este miércoles procede de Italia y Reino Unido. En el país mediterráneo se acaba el plazo para la formación de un gobierno de coalición que evite una nueva cita anticipada de sus ciudadanos con las urnas, mientras que en Londres el primer ministro Boris Johnson ha abierto la puerta a suspender el Parlamento hasta octubre para provocar una ruptura fuerte con la Unión Europea.

El resultado de estos puntos de fricción está en la confirmación de la curva invertida de tipos de interés que ayer ya se producía en los papeles soberanos estadounidenses. Mientras que el bono a diez años marca tipos del 1,472%, los de vencimiento a dos años marcan una rentabilidad del 1,512%. En algunos compases de la sesión del martes se llegó a producir una inversión tan abultada que no se había visto desde el año 2007.

En el terreno macroeconómico, no se esperan sobresaltos, pues la única referencia destacable de la sesión es el dato semanal de solicitud de hipotecas, que ha marcado una contracción del 6,2%. Una circunstancia que los analistas enmarcan en las expectativas sobre un eventual recorte de tipos por parte de la Reserva Federal (Fed) en unas semanas.

Una de las protagonistas de la sesión es la firma de infraestructuras de energía Tallgrass Energy, que se ha disparado un 35,6% después de saberse que el fondo Blackstone ha lanzado una oferta no vinculante sobre el 100% de las acciones de la compañía por 3.100 millones de dólares. Anteriormente, la firma había creado un vehículo de inversión junto con la española Enagás y el fondo soberano de Singapur GIC para hacerse con un 44% de las acciones de la cotizada, si bien la participación de estos dos socios en la opa aún está por definir.

Una operación corporativa más y también con paso por España marca la sesión en Wall Street. Hain Celestial se apunta un ascenso del 0,99% después de haber anunciado la venta de su marca de arroz basmati Tilda a la española Ebro Foods. La operación refuerza la cartera de productos premium de la última y alivia la exposición de la primera a Reino Unido, que cada vez parece más determinado a protagonizar un Brexit duro.

El foco también se posa sobre Qualcomm, que ha presentado sus cuatro nuevas plataformas para descongestionar redes de alta densidad como auditorios, centros comerciales, estadios y edificios de oficinas. La puesta de largo de las Networking Pro 1200, 800, 600 y 400 ha tenido lugar en el marco del evento ‘Wi-Fi 6 Day’ celebrado por la tecnológica en San Francisco. Sus acciones han girardo al alza hasta un 0,51% arriba tras haber marcardo una apertura alcista.

La compañía de alimentación vegetariana Beyond Meat sigue en el candelero tras conocerse que su imitación a aperitivos de pollo comercializada en las tiendas de KFC de Atlanta se acabaron en menos de cinco horas. Además, la compañía ha anunciado un acuerdo con la cadena Carl's Jr. para lanzar una nueva marca de hamburgueserías sin carne en Canadá. El resultado: un 2,1% al alza que se suma a su último rally.

En el terreno de los resultados, la cadena de joyerías Tiffany ha subido un 3,16% después de haber publicado un beneficio neto de 261,5 millones de dólares en su primer semestre fiscal, lo que supone un 8,9% menos que hace un año, pero más de lo que vaticinaban las quinielas de los analistas.