La cadena hotelera Meliá Hotels International registró un resultado consolidado atribuido negativo de 151,2 millones de euros en el primer semestre frente a los 358,6 millones de euros y obtuvo unos ingresos de 304,4 millones de euros entre enero y junio, un 4,6% menos que un año antes.

Noticias relacionadas

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) fue de 1,5 millones de euros, frente a las pérdidas de 71,3 millones de euros del año pasado, mientras que el resultado operativo fue negativo, hasta 126,5 millones, un 58,9% menos que el año anterior.

“Como ya anticipé al declararse el Covid-19, el inicio de la recuperación (al menos en el segmento vacacional) se estará produciendo en el tercer trimestre de este año, con los resultados del primer semestre todavía muy afectados por la pandemia. La curva de evolución de nuestros ingresos, que duplicaron en el segundo trimestre los del primero, avala esta tendencia”, explica Gabriel Escarrer, vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de Meliá Hotels International.

Recuperación

El ahorro de costes logrado con el Plan de Contingencia permitió al Grupo compensar en un 86% la caída de ingresos respecto al primer semestre de 2020, excluyendo plusvalías y deterioros.

Actualmente la compañía tiene 253 hoteles abiertos, manteniendo gran flexibilidad ante la variabilidad de las previsiones.

La compañía aprecia signos de recuperación en los destinos vacacionales españoles coincidiendo con el tercer trimestre, el más importante del año para el sector La extensión del teletrabajo en la mayoría de empresas ante la 5ª ola y la ausencia de negocio MICE afectan con dureza a algunos hoteles urbanos sobre todo en España y resto de Europa.