Arturo Criado Sandra Tobar

Alemania asesta un nuevo golpe al turismo español. Nuestro país es considerado zona de alto riesgo de contagio por la Covid-19, por lo que desde el martes todos los viajeros procedentes de España que lleguen a fronteras germanas tendrán que guardar cuarentena. Todo un varapalo en plena campaña de verano y que se suma a las advertencias lanzadas desde Francia a sus ciudadanos. 

Noticias relacionadas

La decisión del gobierno de Angela Merkel llega después de que la incidencia acumulada en España se sitúe en los 677 casos por cada 100.000 habitantes. Aunque también es cierto que llevaba semanas lanzando advertencias de que la decisión adoptada ahora podría llegar a ocurrir.

El sector teme lo peor, aunque confían en que el daño producido pueda mitigarse ya que quedan excluidos de la cuarentena en Alemania todos aquellos turistas que lleven vacunados con las dos dosis desde hace más de quince días y que hayan pasado la Covid-19 hace tres meses. 

En cualquier caso, desde la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), su presidente Jorge Marichal, avisaba ya hace unos días en Invertia de que “los malos datos de los contagios hacen que la quinta ola frene las reservas con carácter internacional que venían a España. El emisor francés y alemán ralentiza las reservas que poco a poco se venían incrementando”.

Oleada de cancelaciones

Teniendo en cuenta la medida adoptada este viernes, hoteles y agencias de viajes se preparan ya para una nueva oleada de cancelaciones que ponga en jaque su recuperación. Las previsiones -sin contar con estos anuncios internacionales- no eran ya de por sí muy halagüeñas. Exceltur augura que el tercer trimestre puede cerrarse con una caída del PIB turístico del 34,9% respecto al mismo periodo de 2019.

Ello supondría generar una actividad turística total directa e indirecta de 37.978 millones de euros. Esta cifra supera los 24.301 millones de euros de 2020, aunque son 20.000 millones menos que en 2019

Es cierto que el turista británico que esté vacunado ha dejado de tener limitaciones para viajar desde el pasado 19 de julio. Sin embargo, en el sector consideran que el posible aumento de turistas procedentes del Reino Unido que se produzca no va a ser suficiente para salvar el verano. 

El varapalo alemán llega un momento crítico para nuestro país. Hablamos de un mercado que -con la caída del inglés- se había alzado como el principal punto de origen de nuestros visitantes. Los datos de Frontur relativos a mayo (últimos disponibles) reflejan que llegaron a España 338.400 alemanes, lo que supone casi el 25% de los turistas que visitaron nuestro país. 

Llegada de turistas

Si se mira el dato acumulado en los cinco primeros meses la situación no mejora en exceso. Hasta mayo habían llegado a España 669.647 alemanes. Una cifra que supone una caída del 45% respecto al mismo período del año anterior. 

La decisión de Alemania no por esperada deja de ser compartida por el sector. Sobre todo porque muchos operadores consideran que está haciendo un doble juego. Mientras limita al máximo la capacidad de sus ciudadanos de viajar a España, su Gobierno mantiene subvenciones Covid a las cadenas hoteleras nacionales e internacionales para que no cierren. 

¿El objetivo? Lógicamente mantener vivo el 'turismo nacional' y potenciar así los destinos de interior para que la economía alemana se mueva.

Entre las cadenas hoteleras beneficiadas no sólo hay cadenas alemanas. También las hay españolas. Se trata de ayudas que el Estado alemán está otorgando para paliar los efectos de la Covid. Un ejemplo es el caso de Meliá Hotels (aunque no es el único).

Ayudas alemanas

La empresa ha recibido ayudas directas por parte del Gobierno alemán por importe de 18,7 millones de euros correspondientes al año 2020 y, además, está trabajando en la solicitud de una ayuda al negocio que cubra los periodos entre enero y septiembre de 2021, según reconocieron fuentes de la compañía a Invertia.

Mientras esto ocurre en Alemania, en España Meliá Hotels no ha percibido ni un solo euro en concepto de ayudas directas a pesar de los 7.000 millones de euros prometidos por Pedro Sánchez en marzo. Su caso es especialmente alarmante ya que estamos hablando de la principal cadena hotelera española con 124 establecimientos en nuestro país por 32 que tiene en Alemania.

Así que se trata de una ayuda muy agradecida por el sector hotelero español que, curiosamente, beneficia al turismo en Alemania. Cabe recordar que desde hace años, el propio país está intentando atrapar a su propia población para fomentar los viajes nacionales para disgusto del sector turístico de sol y playa de España y Turquía.

Y ojo, porque la situación de Alemania podría repetirse en los próximos días. Francia lleva varios días alertando a sus ciudadanos de los riesgos de viajar a España. También Italia se está planteando según Il Corriere Della Sera pedir medidas más exigentes a los españoles y portugueses que lleguen a su país.