El Grupo Julià, especializado en servicios de turismo y transporte de viajeros, ha solicitado 30 millones de euros a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) para hacer frente al impacto de la crisis provocada por la Covid-19, según han confirmado fuentes del mercado.

Noticias relacionadas

De acuerdo con la información avanzada por el diario El Mundo, la empresa se uniría así a la lista de compañías turísticas y de transportes que buscan un "rescate" por parte de la SEPI ante las pérdidas registradas como consecuencia de la pandemia.

Grupo Julià, con más de 85 años de actividad, es uno de los grandes grupos empresariales españoles especializado en servicios globales de turismo y movilidad. La compañía registró en 2019 una facturación de 343 millones de euros y su estructura incluye 1.600 empleados y una flota de 450 vehículos en cuatro continentes.

Con presencia en cerca de 40 ciudades en 10 países -España, Andorra, Reino Unido, Italia, México, Argentina, Puerto Rico, Marruecos, EEUU y los Emiratos Árabes Unidos-, cuenta con más de 12 millones de clientes en el mundo.

El desplome de la demanda turística está detrás de esta petición de ayuda que ha llevado al grupo a solicitar esta inyección de fondos a la SEPI, como también lo han hecho hasta la fecha Air Europa, Naviera Armas o Globalia-Avoris (Barceló), Wamos o Plus Ultra u Hotelatelier, entre otros.