La dirección de la cadena hotelera NH ha comunicado a los trabajadores de servicios centrales (ubicados en Madrid y Barcelona) y de la central de reservas la intención de poner un ERE que afectará a más de 300 personas, según ha podido saber Invertia. Se trata del primer despido colectivo iniciado por una hotelera en España fruto de la Covid.

Noticias relacionadas

NH cuenta con cerca de 1.000 empleados en estos servicios centrales, por lo que el ERE afectará a casi un tercio de estos departamentos. En principio, el personal hotelero no se verá afectado por este ERE ya que la gran mayoría está externalizado. Cabe recordar que NH cuenta con una plantilla de 3.596 empleados. 

"La documentación que conformará su correspondiente informe técnico será trasladada oportunamente tanto a la autoridad laboral como a las Comisiones que se constituyan para la negociación", explican desde la cadena, que detalla que "las condiciones y el número de afectados serán materia de negociación".

CCOO ha calificado la decisión de “negativa” ya que consideran que la compañía podría aguantar con los dos ERTE que ya había puesto en marcha. En concreto, en junio aplicó el segundo ERTE por causas objetivas, organizativas, y de producción en estos servicios centrales y afectó a 630 trabajadores.

"Nos parece muy negativo que una cadena de esta envergadura ponga en marcha un ERE", señalan fuentes de CCOO, quienes están convencidos de la vuelta de los turistas con el avance del plan de vacunas en España y países emisores como Reino Unido y Francia. 

Además, desde el sindicato hacen un llamamiento a los trabajadores afectados para que elijan a CCOO de cara a representarles en las negociaciones ya que, de momento, no tienen representación. De ahí que falte documentación por aportar por parte de la cadena hotelera dirigida por Ramón Aragonés.

Por su parte, NH recuerda que "ha iniciado este proceso consciente de su responsabilidad de gestión y de su obligado compromiso para salvaguardar la viabilidad empresarial".

Si bien, explica que "estas medidas siempre resultan difíciles y dolorosas, posponerlas solo habría servido para agravar la actual situación de la compañía, arriesgar su futuro y comprometer dentro de unos meses un número sustancialmente mayor de puestos de trabajo".

Pérdidas

Cabe recordar que la cadena hotelera NH registró unas pérdidas de 295 millones de euros en los nueve primeros meses del año frente a los 65,9 millones del mismo periodo del año anterior, lo que supone una caída de 360,9 millones de euros. 

En los nueve primeros meses del año, los ingresos totales acumulados ascendieron a 458 millones de euros, lo que se traduce en un descenso equivalente del 63,6% respecto al mismo periodo de hace un año, cuando el Grupo alcanzó su récord histórico de ingresos. 

A 30 de septiembre, la liquidez disponible era de 485 millones de euros. Asimismo, para preservar y reforzar la liquidez, la compañía suscribió un acuerdo en octubre con la banca española e internacional para la extensión hasta marzo de 2023 de la línea de crédito sindicada RCF por valor de 236 millones de euros, así como la dispensa de medición de los covenants financieros hasta diciembre de 2021 tanto de la línea RCF como del préstamo ICO de 250 millones firmado el pasado mayo. 

Dos ERTE

La cadena hotelera anunció el pasado 24 de marzo un primer ERTE que afectó a la mayor parte de su plantilla debido a la situación de bloqueo total que sufre el sector en España por culpa del Covid-19.

Además, los miembros del consejo de administración y del comité de dirección de NH Hotel Group redujeron voluntariamente un 50% su remuneración bruta anual durante cuatros meses, con efectos retroactivos desde el 1 de marzo.

La compañía puso en marcha un plan de contingencia el pasado marzo que generó importantes ahorros en el segundo y tercer trimestre, cercanos al 60% a nivel de costes operativos y de un 50% incluyendo los alquileres. También extendió hasta 2021 la reducción de personal con despidos temporales y las medidas de reducción de jornada y salario, y continua con renegociaciones adicionales para obtener reducciones suplementarias de rentas.

A pesar de ello, la evolución de la Covid y las restricciones a la movilidad, han seguido siendo un problema para cadenas como NH. En junio llegó el segundo ERTE y ahora un ERE que pone de manifiesto los problemas de la cadena.