El turismo en España no levanta cabeza. El lobby turístico Exceltur ha actualizado sus previsiones para el sector y son mucho más negativas que las anteriores. Así, prevé que la industria turística cerrará el año con pérdidas de 106.000 millones de euros, es decir, 7.500 millones más de lo esperado en verano por los empresarios.

Noticias relacionadas

Esta caída turística se concentra en Baleares (-82,6%), Cataluña (-74,8%), la Comunidad de Madrid (-72%), la Comunidad Valenciana (-67,2%), Andalucía (-66,2%), Canarias (-65,8%) y el resto con una media de -62,5%. 

Este dato viene marcado por el desplome histórico de 39.903 millones de euros menos de actividad turística del verano, con una caída del 69,2% debido a los vetos, las restricciones y el deterioro económico.

En cuanto al empleo, la situación también es dramática ya que desde Exceltur alertan de que podrían perderse hasta 750.000 empleos a final de año. “En los dos últimos meses ha crecido el número de personas que pierde el empleo a las que están en ERTE. Y pensamos que esto será una tendencia”, afirman desde Exceltur.

El lobby recuerda que hay 595.000 afectados hasta septiembre por la pandemia. Esto se debe al menor número de afiliados (281.000 menos que en 2019) y el alto número de personas en ERTE (315.000 trabajadores). La suma de ambos supone una caída del 28,5% de empleo respecto a septiembre de 2019.

“En 2020, habremos retrocedido 25 años en lo que genera el sector turístico. Estaremos situados en el año 1995, sin contar la inflación que podría ser peor y teniendo en cuenta que la oferta hace 25 años no es la que existe actualmente y el impacto ahora es más grave y doloroso”, ha señalado el vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda, durante una rueda de prensa celebrada en Madrid.

Las expectativas de recuperación también han cambiado en apenas tres meses. En junio, un 51% de los empresarios pensaba que la recuperación sería en 2021. Ahora en octubre, la mayoría estima cree que no llegará antes de 2022 (43%) y para otro 43% no antes de 2023. También se espera que la caída de los ingresos fiscales será de 7.500 millones de euros.

Extensión de ERTE

Con este panorama, desde Exceltur han vuelto a reclamar un plan de rescate para el sector turístico con una batería de medidas, como la de flexibilizar los ajustes de plantilla eliminando la cláusula de seis meses para mantener el empleo en los ERTE. “Pedimos un urgente plan de rescate para el sector español. Necesitamos ayudas para salvaguardar la existencia del mayor número de empresas y negocios”, apuntan.

“El Banco de España tiene que dar salida a las empresas que no son viables. Tenemos que procurar extender los ERTE más allá de enero, debería ser hasta finales de 2021. Pedimos medidas sustitutivas de los créditos ICO, que además deben aumentar los plazos”, reclama Zoreda.

Exceltur propone también aplicar una bajada del IVA al sector turístico, la creación de un nuevo fondo de rescate específico para las pymes (distinto al de la SEPI solo pensado para grandes empresas), introducir bonos para estimular la demanda o garantizar la movilidad con pruebas PCR en los aeropuertos.