Los vetos y las recomendaciones de no viajar a España por parte de otros países empeoran las previsiones del sector turístico, que perderá al finalizar el año 98.753 millones de euros, según las previsiones para el tercer trimestre de verano y el nuevo escenario estimado para el cierre del año 2020 de la alianza Turística Exceltur. 

Noticias relacionadas

Esta cifra suma unas pérdidas de 15.620 millones de euros a la anterior estimación de pérdidas, fijada en 83.134 millones. Esto supone un 64,7% menos de actividad que en 2019, y el 84% de esta revisión se debe a caídas de la demanda externa. 

Desglosado por trimestres, Exceltur anticipa una caída de 36.638 millones de euros de actividad turística en el tercer trimestre y de 18.655 millones de euros en el cuarto, que se sumarán a los 43.460 millones de euros ya acumulados hasta junio.

Asimismo, señalan que esta caída de actividad turística explicaría más de la mitad de la caída del 15,1% de toda la economía española en 2020 (el 57,5% del PIB nacional según el escenario de mayor riesgo que anticipó el Banco de España en Junio y en línea con el previsto por otras instituciones oficiales internacionales). De ahí que la última estimación de la OCDE nos sitúa como el país desarrollado, con la economía más golpeada por la caída turística.

En cuanto al empleo, se anticipa un impacto “de dimensiones inéditas a fines de verano”. A cierre de julio y en plena temporada, ya se tenían 823.000 empleados menos (-37,4% vs los 2,2 millones de julio de 2019). “Es decir, y según el SEPE, 517.000 empleos sostenidos gracias a los ERTE y 306.000 afiliados menos por caídas de contratación (-67% en alojamiento,-87% en agencias de viajes, -81% en transporte,– 46% en restauración y -45,2% locales de ocio)”, según Exceltur.

Entre los impactos para las CCAA turísticamente más relevantes, las más afectada será Cataluña en valores absolutos (19.000 millones menos de actividad turística y un 56% menos sobre los niveles de 2019).

Por ello, desde Exceltur -como ya anticiparon en el 'Plan Renacer Turismo'- indica que “la situación exige abordar un urgente y muy potente plan de medidas transversales del Gobierno de apoyo al sector para el salvamento de empresas turísticas viables a partir de septiembre”. 

Extender ERTE

Entre ellas, reclaman la extensión de los ERTE hasta Semana Santa de 2021, sin reducir bonificaciones y con una dotación adecuada de fondos propios (presupuestarios) y de Bruselas, para asegurar la mayor supervivencia empresarial y sostenimiento del empleo, hasta mínimo la primavera de 2021.

Asimismo, abogan por intensificar una estrategia de gestión territorial para el seguimiento y control de la pandemia mucho más coordinada poniendo todos los medios precisos y marco regulatorio común a nivel país.

“Ello seguido de una comunicación pública y privada igualmente más positiva y coordinada, que sin obviar el objetivo de vencer al virus, evite mensajes equívocos y/o alarmismos infundados, que ralenticen una actividad esencial para el bienestar social y empleo, o aliente mensajes externos que discutan la reputación o la seguridad sanitaria en España”, apuntan.