Tras el veto de Reino Unido, Francia, Noruega, Austria, Irlanda, los Países Bajos y Bélgica -excepto a la isla de Tenerife-, solo quedaba Alemania por tirar por el suelo la campaña turística de Canarias al imponer una cuarentena a los turistas que regresen del archipiélago. Así, la temporada alta arranca en octubre con muchos temores, previsiones un tanto pesimistas y división de estrategias entre las grandes hoteleras españolas.

Noticias relacionadas

Tanto es así que la cadena hotelera Riu ha sido la que ha tomado la decisión más drástica. “Debido a la bajada de la demanda y la ocupación por las restricciones de viaje impuestas desde varios países europeos, entre ellos nuestro principal mercado que es Alemania, hemos tenido que tomar la decisión de cerrar ocho hoteles en las islas el día 13 de septiembre”, señalan fuentes de la compañía a Invertia. 

No obstante, mantendrán abiertos otros cuatro establecimientos y estarán pendientes para “reabrir en cuanto la situación epidemiológica permita a los mercados de origen retomar su operación”. 

Barceló y Meliá aguantan

Desde Barceló también estarán “muy pendientes” de la evolución de las reservas para las próximas semanas y, si se confirma la oleada de cancelaciones de turistas, “valoraremos la posibilidad de adelantar el cierre de algunos hoteles, tal y como hemos hecho ya en otros destinos como Baleares”, señalan a este medio. De momento, de los 16 hoteles que operan en Canarias, tienen abiertos once.

Desde la compañía animan a “aunar esfuerzos y trabajar en el control de la curva de contagios en Canarias, para conseguir que la prohibición de viajar a las islas se eliminen cuanto antes (como es el caso de Bélgica con Tenerife) y podamos recuperar la demanda de turistas para la temporada de invierno”.

Por su parte, Meliá mantiene abiertos todos los establecimientos que ya lo estaban, “a la espera de que a mediados de mes se pueda retrotraer la recomendación del Gobierno alemán de incluir al archipiélago entre las zonas de riesgo, como esperamos que ocurra”, apunta.

De momento, están abiertos siete hoteles: dos en Tenerife, uno en Gran Canaria, dos en Fuerteventura y dos en Lanzarote. Además cuentan con tres centros de negocio complementarios: un campo de golf, una escuela de wind surf y un centro de ocio. Desde la principal cadena española se monitoriza la evolución de los diversos mercados emisores en todos los hoteles abiertos. 

Hesperia reabre en Canarias

También se han producido reaperturas. Así, el Secrets Lanzarote Resort & Spa vuelve a abrir en la isla. El hotel es propiedad de Grupo Inversor Hesperia y está operado por su gestora Hesperia World bajo la marca Secrets de AMResorts, propiedad de Apple Leisure Group (ALG).

Para adaptarse a la demanda y flexibilidad que reclama el mercado, y con la mirada puesta en la campaña de otoño, ofrece en su página web promociones de hasta un 50% de descuento y reservas 100% canjeables.

Y mientras las cadenas hoteleras estudian mantener o cerrar sus establecimientos, algunas aerolíneas siguen anunciado rutas. Entre ellas, Ryanair que operará con tres vuelos semanales la ruta Alicante-Tenerife Norte y con dos vuelos semanales las rutas Málaga-Tenerife Sur y Málaga-Gran Canaria. Todas las nuevas conexiones comenzarán a operar a partir de finales de octubre.