El holding IAG registró las mayores pérdidas de su historia en el primer semestre del año por el impacto del Covid. El grupo se prepara para lo peor ya que espera que la demanda de pasajeros tarde al menos hasta 2023 en recuperar los niveles de 2019. Por ello, está reestructurando su base de costes para reducir el tamaño de cada aerolínea. Algo que Iberia ya conoce bien tras los recortes que realizó hace años.

Noticias relacionadas

El plan del grupo se basa fundamentalmente en el cierre de bases y reducciones de rutas, despidos y aplazamientos de entregas de aviones. En este último capítulo, IAG avanzó que se han retrasado la entrega de 68 nuevas aeronaves prevista entre 2020 y 2022 y se han retirado anticipadamente algunos aviones con más años de servicio, incluyendo 32 Boeing 747 y 15 Airbus A340-600.

Pero vayamos aerolínea por aerolínea. En el caso de Iberia, su plantilla continúa en un ERTE hasta finales de septiembre (inicialmente afectó a 14.000 empleados). Dependiendo de su extensión, la compañía iniciará antes o más tarde las negociaciones con los sindicatos para aplicar los primeros ajustes de empleos, según fuentes de la aerolínea. En este sentido, se producirá una mezcla de medidas temporales y permanentes, pero no concretan una cifra.

Iberia Omicrono

Por otro lado, se van a producir reducciones en todos los mercados de largo recorrido más significativamente afectados, la jubilación de 15 aviones Airbus A340-600 y el aplazamientos de algunas entregas del A320.

Y es que ya lo avanzó el presidente de Iberia, Luis Gallego, a principios de verano: la flota de Iberia va a ser más pequeña el próximo lustro. A pesar de esta difícil situación, la compañía mantiene en pie la compra de Air Europa; aunque negocia con Globalia un precio inferior. 

Ajustes en Vueling

En el caso de Vueling -la segunda aerolínea que más viajeros transporta en los aeropuertos españoles- el ajuste de plantilla es parecido al de Iberia. IAG esperará si el ERTE se amplía, pero avisa que a partir de octubre, los costes laborales se seguirán ajustando al nivel de actividad con una mezcla de medidas temporales y permanentes.

Por otro lado, se reducirán un 22% los Asientos-Kilómetro Ofertados (ASK, en sus siglan en inglés) en 2021 (un 12% en vuelos domésticos y un 26% en los europeos). Además, 48 aviones se quedarán en tierra hasta 2021 y se producirá una racionalización de bases. 

British Airways reduce los despidos

El plan de ajustes de IAG anunciado en la conferencia de analistas tras la presentación de resultados llega justo tras el principio de acuerdo entre British Airways y el sindicato británico Balpa. Dicho acuerdo implica un 20% de reducción salarial y despido voluntario de 270 pilotos para limitar la cantidad de recortes forzosos de empleos. También se creará una bolsa de 300 pilotos que permanecerán hibernados con sueldos reducidos a la espera de incorporarse al servicio. Este acuerdo se votará el 31 de julio. 

No obstante, British Airways baraja el despido de 13.000 empleados, tal y como ya avanzó hace meses. Motivo por el cual el sindicato Unite llegó a España la pasada semana para denunciar los despidos y advertir de que Iberia “será la próxima”. 

Un avión de British Airways despega en Barajas, Madrid. Paul Hanna Reuters

También externalizará el servicio de handling del aeropuerto de Gatwick e introducirá cambios en los contratos de los tripulantes de cabina.

En cuanto a su flota, jubilará 13 Airbus, dejará en tierra cuatro A380 y seis Boeing 777 y saldrá de la flota 747 a través de jubilaciones anticipadas, entre otras. Asimismo, justará el tamaño de BA Cityflyer (aerolínea subsidiaria y propiedad de British Airways).

Aer Lingus y Level

Las aerolíneas más pequeñas de IAG, Aer Lingus y Level, cifran de forma más concreta sus despidos. La primera, realizará una reducción de 250 personas (excluyendo pilotos) de un total de 4.500 y aplicará reducciones salariales de los pilotos en 2020-2021.También recortará personal de las bases de Cork y Shannon y aplicará despidos temporales. La aerolínea reducirá sus rutas de corto radio y dejará en tierra seis A320 y tres A330.

Level Europe, filial austriaca de IAG, se declara en quiebra por el Covid-19

Por su parte, Level cerrará sus bases en Ámsterdam y Viena y despedirá a 240 trabajadores. El cierre y despido de 190 empleados en París se llevará a consulta, mientras que fortalecerá la base de Barcelona. También reducirá su flota de siete a dos aviones A330.

Cabe recordar que la aerolínea austriaca Level Europe, anunció que cesará sus operaciones y se declarará insolvente, ante el impacto que ha provocado la crisis del coronavirus en el negocio.