La ministra de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno español, Reyes Maroto, ha afirmado este lunes en una rueda de prensa en Ibiza que "el Gobierno está trabajando con el Gobierno del Reino Unido para establecer corredores seguros entre ese país con Baleares y Canarias".

La ministra ha añadido, que "trabajamos para trasladar un mensaje de tranquilidad, dado que las situaciones epidemiológicas en ambas zonas están por debajo del impacto de la Covid-19 en Reino Unido". "Confiamos en que esta medida se pueda adoptar lo antes posible", ha destacado.

Maroto ha anunciado también un plan de inversiones específico para Baleares ante la crisis económica y social derivada de pandemia; "Este Gobierno aprobará un plan de inversiones específico para Baleares, procedente del fondo europeo, que vamos coordinar con el Govern, ayuntamientos y consells insulares".

Si bien, ha matizado que "aún no sabemos cuál será la cuantía total de este plan". Lo que es cierto es el Compromiso del Gobierno por estas islas, lo cual se traduce en este plan que nos permitirá activar proyectos tractores y ayudar a posicionar Baleares frente a destinos competidores".

Planas: "La situación está bajo control"

Por su parte, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha asegurado que los propios británicos que residen en España "son testigos de que la situación está bajo control" y ha reclamado retomar la confianza en la seguridad frente al Covid-19 en España, "que es un elemento fundamental en toda actividad turística".

En su opinión, lo fundamental es "que se puedan identificar los casos positivos de coronavirus, se puedan aislar las situaciones que se produzcan y efectuar una trazabilidad". Planas ha dicho que "la situación está controlada, pero continúa ese riesgo", al igual que ocurre en el resto de Europa y en el resto de países del mundo.

En una entrevista en el programa Espejo Público de Antena 3, el ministro ha reiterado que "estamos navegando en aguas cuyos mapas y características no conocemos" y que lo más importante es recuperar "ese elemento de seguridad fundamental en toda actividad turística".

Respecto a las recomendaciones de gobiernos como el belga o el francés de no viajar a ciertas zonas de España, Planas lo enmarca dentro de las prevenciones lógicas a tomar por los gobiernos para proteger a sus ciudadanos, "pero en modo alguno como una restricción o cierre de fronteras".

Por ello aboga firmemente por mantener un espíritu constructivo de unidad y de respuesta común tanto por parte de los ciudadanos como por parte del Gobierno en esta situación.

Control de fronteras

El ministro explicó que tras el estado de alarma se consiguió vencer el momento más crítico de la crisis del coronavirus, pero "las medidas de seguridad, protección e higiene son absolutamente necesarias y por eso siguen de cerca a las comunidades autónomas".

"Sabíamos que este verano iba a ser raro. La pandemia continúa entre nosotros", ha asegurado el ministro, recordando que el control de fronteras es una decisión soberana de cualquier país del mundo que adopta las medidas que estima oportunas de protección de sus ciudadanos. "La decisión adoptada por el Reino Unido, aunque no nos guste, es perfectamente legal", aseguró el ministro.

Recuerda que Reino Unido está fuera de la Unión Europea, pendiente de un acuerdo de salida, y cree que la decisión de exigir cuarentena a los viajeros procedentes de España responde "a un gran nerviosismo ambiental y particularmente a la gestión de una situación de rebrotes que ha conducido a tomar esta decisión". Asegura que desde el Gobierno español se está en contacto con las autoridades británicas "para facilitar las explicaciones que sean necesarias".