El sindicato USO presentará en los próximos días demanda de impugnación contra la modificación sustancial de condiciones de trabajo que aplicará Ryanair a sus trabajadores a partir del 1 de agosto, tras no haber alcanzado un acuerdo con los sindicatos, según informa el colectivo sindical en un comunicado.

Noticias relacionadas

USO Sector Aéreo denuncia que los trabajadores de Ryanair verán sus salarios disminuidos hasta un 60% e, incluso, en algunos casos podrían llegar a cobrar menos de 500 euros al mes, después de que Ryanair haya decidido aplicar estas rebajas salariales abusivas que llevarán a sus empleados a malvivir durante los cuatro años que durará la medida dictatorialmente impuesta por la empresa. 

La modificación de condiciones incluye una reducción salarial de hasta 1.400 euros al año; la suspensión del bonus de productividad de 1.800 euros anuales; reducción de horas de trabajo y la pérdida prácticamente total de la venta a bordo.

USO considera que las medidas impuestas por Ryanair no están justificadas para la supervivencia de la empresa. “Una empresa como Ryanair, con ganancias millonarias anuales, que además ya ha dicho públicamente en varias ocasiones que puede sobrevivir hasta 12 meses sin volar, que tiene más de 4.000 millones de euros en caja y a la que el cierre o reducción de otras aerolíneas siempre le beneficia, no debería hacer dumping social, maltratando a sus trabajadores que la han convertido en una de las aerolíneas más rentables en los últimos años”, señala Gustavo Silva, secretario general de USO Ryanair.

La compañía acaba de anunciar pérdidas de 185 millones durante el primer trimestre fiscal (abril-junio) por la crisis sanitaria.

Cierre de bases en España

A la vez que aplica recortes en las condiciones laborales de su plantilla, "Ryanair continúa con su práctica de intimidar con el anuncio constante de cierre de bases, sin concretar dónde se producirían", denuncian. 

Desde USO-Ryanair consideran estos anuncios como “una amenaza más de la empresa. No se ha concretado nada a los sindicatos que representamos a los trabajadores. Solo le recordamos a Ryanair que hay unos procesos, según la legislación española, a los que deben ceñirse si quieren iniciar el cierre de cualquier base. No vamos a ceder a ninguna amenaza”, defiende Arasanz.

Agencias de Ryanair

Estas condiciones de trabajo de los 1.500 trabajadores de Ryanair se extenderán también a la plantilla en España de las agencias Crewlink y Workforce.

El sindicato recuerda que la pasada semana las agencias Workforce y Crewlink notificaron a su plantilla el inicio del procedimiento para rebajar salarios y recortar derechos. Recordemos que Inspección de Trabajo ya comprobó la existencia de cesión ilegal de trabajadores en estas empresas y, por ello, se está a la espera de fecha para el juicio en la Audiencia Nacional.

Tras el recorte en Ryanair, estas agencias en cesión ilegal de trabajadores, sin legitimidad ni poder real para negociar, proponen recortes salariales, todavía no concretados, e ignoran la cesión ilegal comprobada ya por la Inspección Laboral en España, con presunción de veracidad”, denuncia Silva.