La crisis del coronavirus está provocando graves daños en el sector hotelero y hostelero de Madrid. Mientras los restaurantes cierran sus puertas, la ocupación de los hoteles de Madrid se ha desplomado y no supera de media el 15%, según los últimos datos que maneja la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM).

Noticias relacionadas

Como consecuencia de la anulación y la cancelación de reservas, congresos y actividades similares, la asociación alerta también de que "ya existe una pérdida de empleos en el sector que se incrementará a medida que continúe decreciendo la actividad turística en Madrid y la crisis sanitaria siga agudizándose". Según las últimas cifras, los viajeros internacionales cancelan a un mayor ritmo que los nacionales.

El sector hotelero de Madrid es uno de los grandes motores de la región y genera casi 15.000 empleos. Por ello, el presidente Gabriel García Alonso y la secretaria general, Mar de Miguel, de la Asociación han mantenido diferentes encuentros con representantes del Ayuntamiento y el Gobierno de la Comunidad de Madrid, en las que ha compartido algunas de las medidas, principalmente fiscales y económicas. 

Cierre de restaurantes

Varios restaurantes de Madrid han anunciado el cierre temporal de sus establecimientos y la cancelación de sus servicios como medida de prevención y contención ante la expansión del coronavirus en la capital española, mientras que otros apuestan por impulsar el take away para hacer frente a esta crisis sanitaria.

En concreto, el Grupo de restauración Makkila-Whitby ha confirmado que los cuatro restaurantes que tiene en la capital cerrarán sus puertas hasta que la situación sanitaria mejore y el virus no sea un motivo de preocupación para clientes y empleados.

"Los restaurantes Makkila y Whitby no cierran sus puertas indefinidamente, ya que se trata de una medida más de prevención y contención ante la casuística tan urgente que afecta a la salud de todos. No sería responsable por nuestra parte seguir recibiendo a clientes de todo el mundo dada la rápida propagación del virus", señalan desde la dirección del grupo.

Por su parte, los restaurantes Ninja Ramen y Hong Kong 70, ubicados en el centro de la capital española, también han colgado el cartel de cerrado desde este miércoles hasta el 25 de marzo.

Así, en los escaparates de sus locales señalan que este cese de actividad temporal es para "contribuir a la sociedad las mayores facilidades en las tareas de contención" del coronavirus.