El cierre de algunos aeropuertos en Canarias durante este fin de semana debido a la calima ha afectado a cerca de 120.000 pasajeros dañando al turismo en la zona en plena celebración de los Carnavales. A pesar de esto, y gracias al restablecimiento del tráfico aéreo, el Gobierno se muestra tranquilo.

Noticias relacionadas

“Hablamos de normalidad en Canarias. Son hechos puntuales que no afectan porque ya se ha restablecido el tráfico en los aeropuerto cerrados”, ha asegurado a INVERTIA la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, quien ha afirmado que “esta misma mañana” ha hablado con hoteleros de la zona y le han trasmitido “calma y tranquilidad”.

Cabe recordar que Aena se vio obligada a suspender los vuelos en los aeropuertos de Gran Canaria y Tenerife Sur debido a la calima y a la alerta por fuertes vientos. Los aeródromos de La Palma, Lanzarote y Fuerteventura también tuvieron problemas por el fenómeno meteorológico.

En total, este fin de semana se han visto afectados 1.000 vuelos y cerca de 120.000 pasajeros, siendo el domingo el día de mayor impacto con 829 vuelos afectados (745 cancelaciones y 84 desvíos), según datos de Aena.

Ayer ya se reabrió el aeródromo de Gran Canaria. Más tarde lo ha hecho Tenerife Sur. “A esta hora, todos los aeropuertos están en condiciones de operar con capacidad reducida”, explican el gestor aeroportuario en su cuenta de Twitter.

Para este lunes hay previstas 1.060 operaciones, pero con restricciones y retrasos en los vuelos. Motivo por el cual avisan a los pasajeros que tengan vuelos contratados que para viajar lunes, martes o miércoles “no te dirijas al aeropuerto hasta confirmar que los horarios de tu vuelo han sido publicados”. Solo hay incidencias en el aeródromo de La Palma por baja visibilidad.

Ryanair y Thomas Cook

Por si fuera poco, el turismo en Canarias sufrió un duro golpe el pasado 8 de enero cuando Ryanair hacía efectiva el cierre de sus tres bases en Tenerife Sur, Lanzarote y Gran Canaria y la puesta en marcha de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a más de 200. Además, la low cost está intentando cerrar también la base de Girona, tan y como adelantó INVERTIA.

Por otro lado, la quiebra de aerolíneas como Germania o del grupo turístico Thomas Cook el pasado mes de septiembre también han dado afectado al turismo en el archipiélago. Así, a cierre de 2019 recibió un total de 13,1 millones de pasajeros, un 4,4% menos que el anterior año, según datos de la Estadística de Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).