Telefónica ha confirmado que mantendrá abiertas sus tiendas en toda España, pese a la avalancha de cierres de grandes corporaciones como El Corte Inglés o Inditex a causa de la situación de emergencia generada por el coronavirus.

Noticias relacionadas

Este mismo sábado el sindicato UGT, uno de los más fuertes dentro de la operadora, ha pedido que no se abran las más de 350 tiendas propias y los 1.000 franquiciados, precisamente para no poner en riesgo a sus dependientes.

No obstante, según ha confirmado este diario con fuentes de la compañía, Telefónica considera que mantener la continuidad de las telecomunicaciones es esencial en una crisis como la que vivimos y que estamos ante un servicio de primera necesidad como las farmacias o los supermercados.

De esta manera, Telefónica eliminará cualquier servicio comercial -ni ventas ni portabilidad de líneas- y solo persigue "garantizar la continuidad del servicio". Las tiendas permanecerán abiertas solo para realizar operaciones de servicio público.

Estamos hablando de reparaciones del móvil, de la tarjeta SIM, reparaciones y de brindar servicio de comunicaciones a quien no lo tenga. "Para cualquier otra necesidad estarán disponibles en el 1004 o en movistar.es", dicen desde Telefónica a Invertia.

ERTEs en otras empresas

Con esta medida Telefónica esquiva también un eventual ERTE en sus tiendas que emplean directamente a unas mil personas y otras 3.000 de manera indirecta en sus franquiciados.

Algo que ya están poniendo en marcha compañías como Ikea, Iberia o Seat, tras confirmar que no tendrán actividad económica al menos durante este mes.

En cualquier caso, todas las empresas españolas están a la espera de conocer los detalles del decreto del Ejecutivo sobre el estado de alarma y si es que esto implicaría algún tipo de ayuda estatal para las empresas que se vean en la necesidad de realizar expedientes de regulación temporal de empleo.