La socimi inmobiliaria Colonial vendió 17 activos secundarios en 2020 por más de 617 millones de euros, lo que supone una prima del 11% respecto a la valoración de sus activos realizada antes de la pandemia y que ha permitido una reducción de 400 millones de euros en la deuda neta.

Noticias relacionadas

La socimi acometió estas ventas el año pasado como parte de su plan de desinversión de activos no estratégicos, con el que ha vendido en los últimos cinco años activos por valor de 1.800 millones de euros, a la vez que ha destinado 2.900 millones a la adquisición de activos 'prime' en ubicaciones clave dentro de las ciudades.

Este plan de desinversiones, según figura en una presentación corporativa, incluye la venta a Prologis de 18 activos comprometida en agosto de 2019 por 425 millones de euros, 7 de ellos formalizados en 2020 y que supusieron una generación de caja de 64 millones en diciembre de 2020.

París, Madrid y Barcelona

Los activos vendidos por Colonial en el último trimestre corresponden a cinco ubicaciones con un tamaño total de 130.000 metros cuadrados, en su mayoría logísticas, tanto en París como en Madrid y Cataluña, por 413 millones de euros.

Respecto a los trimestres anteriores, las desinversiones ascendieron a 204 millones de euros y 131.000 metros cuadrados. Además de activos logísticos, la socimi vendió 64.600 metros cuadrados de activos maduros de oficinas a lo largo del año, mientras que no realizó ninguna nueva adquisición.