Colonial ha registrado un beneficio neto de 5 millones de euros en el tercer trimestre del año tras perder 26 millones en el primer semestre. La depreciación de los activos por culpa de la pandemia ha vuelto a castigar el balance de la inmobiliaria que ha presentado un beneficio neto recurrente de 112 millones de euros, un 8% superior comparado con el mismo periodo de 2019.

Noticias relacionadas

La variación del valor de los activos registrada a 30 de junio de 2020 ha supuesto un cargo negativo de 104 millones de euros en la cuenta de resultados de la compañía, por los 362 millones positivos en el tercer trimestre de 2019. El consejero delegado de Colonial, Pere Viñolas, ha destacado que “cuando tus activos valen en torno a 12.000 millones de euros, una depreciación del 1% se nota mucho”.

No obstante, el consejero delegado se ha mostrado satisfecho porque “la compañía mantiene fuertes niveles de ocupación, renovaciones de contratos con importantes incrementos y un sólido crecimiento de nuestro resultados neto recurrente”. Sobre todo, ha especificado, “en un entorno de gran complejidad” donde “constatamos la realidad de los números”.

Colonial ha cerrado el tercer trimestre del año con unos ingresos por rentas de 260 millones de euros estables en términos comparables. Por plazas, los ingresos del porfolio de oficinas de Madrid aumentaron un 22% y de Barcelona un 8%. En el caso de París, se redujeron un 6% debido principalmente a menores ingresos por la rotación de superficies en rehabilitación en los activos 103 Grenelle, Washington Plaza y Édouard VII.

En este periodo también ha tenido especial relevancia sus movimientos financieros en el mercado de la deuda. En junio cerró una emisión de bonos por importe de 500 millones de euros a través de su filial francesa SFL. Con cierre posterior al tercer trimestre formalizó otra emisión de 500 millones de euros, esta vez en el mercado español. Por último, recientemente ha formalizado una línea de crédito sostenible por importe de 1.000 millones de euros.

Nuevos contratos

Además, durante este periodo el Grupo Colonial ha firmado 26.600 m2 de contratos entre nuevas altas y renovaciones. Dicho volumen de contratos es similar al firmado durante el segundo trimestre del 2020 y superior al del primer trimestre 2020 (periodo pre-Covid), periodo en el que se firmaron 13.539 m22;.

En términos acumulados, la socimi ha formalizado 49 contratos de alquiler de oficinas, correspondientes a 68.847 m2 y a rentas anuales de 24 milones de euros. Los “release spreads” acumulados son del +25% (+51% Barcelona, +20% Madrid, +14% París) y las rentas se han firmado un +5% por encima de la renta de mercado (+7% Barcelona, -1,6% Madrid, +10% París).

Imagen de Arturo Soria 336, uno de los activos de Colonial.

Ocupación al 96%

La desocupación total del Grupo Colonial a cierre del tercer trimestre del ejercicio 2020 se sitúa en niveles estables del 4%, ratio de desocupación que se sitúa en línea con el ratio del primer semestre del ejercicio 2020 y en niveles de hace un año.

Este hecho se ha conseguido, según ha explicado Pere Viñolas, gracias al esfuerzo para ayudar a los inquilinos en problemas por la pandemia. El equipo comercial del Grupo Colonial ha analizado y negociado sistemas de diferimiento o, con carácter excepcional, bonificación en el pago de rentas con un foco especial en todas aquellas empresas que se encuentren en dificultades financieras, como resultado y en el marco de la prohibición del desarrollo de sus actividades en el sector del comercio o del ocio.

El 41% de los clientes del Grupo Colonial han mantenido conversaciones con el equipo comercial, habiéndose cerrado a fecha actual la totalidad de las negociaciones en la cartera de clientes de España y con un cliente pendiente en Francia, ha explicado la inmobiliaria.

El impacto de las negociaciones cerradas se ha situado en un 3% de los ingresos por rentas anuales para la cuenta de resultados del ejercicio 2020. No obstante, ha especificado que esta cifra “podría verse modificada por posibles impactos adicionales que pudieren resultar de la segunda ola de contagios”.

En consecuencia, los niveles de cobro (collection rates) durante el tercer trimestre se han mantenido altos situándose en un 98% para el porfolio de oficinas (100% en París) y en un 96% incluyendo todos los usos (99% en París).

Ventas netas hasta 2021

El consejero delegado de Colonial ha explicado que la compañía mantiene su política de desinversiones netas que inició en 2018. Si bien ha afirmado que “invertimos siempre”, el saldo neto varía según las necesidades y las circunstancias.

Uno de los dos edificios que ha vendido Colonial recientemente. Colonial

Así, ha señalado que entre 2014 y 2017 el saldo de compras y ventas fue positivo. Como se ha señalado en el párrafo anterior, en 2018 cambió la tendencia hacia un saldo neto desinversor y Pere Viñolas ha reconocido que seguirá así a corto plazo, como mínimo hasta “la primera mitad de 2021”.