La plataforma inmobiliaria suiza Stoneweg ha adquirido los suelos en los que se ubica la antigua planta embotelladora de Coca-Cola en la localidad de Fuenlabrada para construir un nuevo complejo logístico al sureste de Madrid.

Noticias relacionadas

La operación supone la compra de más de 220.000 metros cuadrados de superficie, una de las últimas bolsas de suelo logístico finalista de gran tamaño disponibles en la capital, según ha informado la compañía. Para el desarrollo del proyecto Stoneweg contará con Area Industrial, compañía especializada y con amplia experiencia en el sector.

Stoneweg tiene previsto demoler las distintas edificaciones existentes para desarrollar "un complejo logístico moderno y de gran calidad de unos 115.000 metros cuadrados". De esta forma, la firma amplía su cartera de activos, haciéndose con un enclave "estratégico" en uno de los segmentos inmobiliarios en auge y con más proyección de futuro.

Tal y como ha indicado la firma suiza, "la consolidación del comercio electrónico entre una gran parte de la población hace prever que cada vez más compañías opten por establecer sus espacios logísticos cerca de las ciudades para dar respuesta a esta demanda y mejorar así los tiempos de entrega en la última milla".

Durante la fase de desarrollo se generarán puestos de trabajo indirectos en las empresas proveedoras de todo tipo de material y servicios adicionales. Por otro lado, tras la finalización de las obras se prevé una creación de más de 1.500 empleos directos en este nuevo centro logístico. De esta forma, Stoneweg estima que el impacto dinamizador de este desarrollo alcanzará tanto al tejido empresarial como laboral de toda la zona. 

Sostenibilidad y ubicación

Stoneweg y Area Industrial apuestan de esta manera por un proyecto "con criterios de sostenibilidad adecuados a las exigencias y necesidades actuales consiguiendo así un desarrollo a la vanguardia en la reducción de los impactos medioambientales". Se establecerán eco-medidas en todos los procesos y se priorizarán los recursos y procedimientos que garanticen un parque logístico pionero y responsable con el medioambiente y la sociedad.

Los suelos se sitúan en el primer anillo de Madrid, junto al núcleo urbano de Fuenlabrada y a 20 kilómetros del centro de la capital. Se trata de un punto estratégico, según la compañía, ya que tiene rápido acceso a distintas vías de comunicación que facilitan el transporte de mercancías. En concreto, se encuentra en las proximidades de la intersección entre la M-50, una de las mayores vías de circunvalación del área metropolitana de Madrid; la R-5, que conecta con la A-5, que une Madrid y Lisboa; y la M-506, que conecta con los municipios del suroeste de la Comunidad.