La OCU ha realizado un análisis para identificar las mejores inversiones inmobiliarias a largo plazo y recomienda el ámbito rústico por delante de los activos en las grandes ciudades ya que con base en criterios de rentabilidad económica estimada por alquileres en ciudades como Madrid, el margen estimado de bajada de precios de la vivienda ronda el 50% de media, y en Barcelona es aún mayor, un 54% de media

Noticias relacionadas

A través de su publicación OCU Fincas y Casas, la OCU considera que, dentro de la inversión inmobiliaria a largo plazo, las mejores oportunidades se encuentran actualmente en las fincas rústicas.

Los inmuebles urbanos, y en particular las viviendas, han ido perdiendo peso en las carteras recomendadas debido a que los analistas de OCU Fincas y Casas ven un elevado margen de bajada de precios, que corrija, al menos en parte, la desproporción existente en nuestro país entre el precio medio de mercado y el valor razonable.

Esta desproporción, explican, se ha agravado con la crisis ligada al Covid-19, con su impacto en el empleo, los salarios, el cierre de actividades, la limitación de movimientos, la retracción de la demanda extranjera, las barreras al turismo, etc.

Esto ha provocado que las únicas recomendaciones de OCU sobre inmuebles urbanos se refieran a plazas de garaje, donde sí es posible encontrar aún oportunidades de compra localizadas.

Mejor en el campo

La parte de las carteras destinadas a inmuebles se componen pues básicamente de inmuebles rústicos. Es ahí donde OCU ve oportunidades de inversión a largo plazo con buenas perspectivas de revalorización y con un menor riesgo que el previsto para los inmuebles urbanos.

Desde OCU Fincas y Casas, con el fin de poder realizar un seguimiento al precio de las fincas rústicas, y ante la ausencia de un sistema de precios oficiales suficientemente actualizado, se elaboran unos perfiles propios compuestos de fincas rústicas concretas a las que poder hacer un seguimiento.

Uno de los perfiles se compone de una finca de secano y otra de regadío en Castilla y León. La rentabilidad anual desde su creación en 2008 ha sido del 5,8% por la revalorización de las fincas y del 6,7% considerando los arrendamientos en ambas fincas. Esto hace que el aumento bruto del capital inicial desde la creación del perfil (abril de 2008) hasta mayo de 2020, haya superado el 100%.

La organización recuerda que estos datos se obtienen de un escaso número de muestras, y dada la escasez de información transparente disponible, conocer bien la zona donde se desea invertir, las tendencias del mercado y las pautas generales de los precios son premisas básicas antes de cualquier operación.

En cualquier caso, OCU considera, también desde un punto de vista responsable y de sostenibilidad del medio rural, que los rendimientos de las fincas rústicas resisten mucho mejor la crisis que los inmuebles urbanos, por eso se incluyen en las carteras de inversión a largo plazo, pensadas para equilibrar un patrimonio entre las distintas opciones de inversión disponibles.