Las promotoras españolas no han parado sus obras a pesar de la parálisis provocada por el estado de alarma. De momento, y a falta de nueva orden, su idea es continuar salvo que el Gobierno les diga lo contrario. 

Noticias relacionadas

Es decir, que los más de 1,3 millones de empleados del sector siguen pendientes de conocer si podrán quedarse en sus casas o tendrán que seguir trabajando indefinidamente. Y eso que estos últimos días hemos visto cierres de miles de pequeñas empresas, anuncios de ERTE que afectan a otros tantos miles de trabajadores. Incluso la industria automovilística española, que representa el 10% del PIB nacional, ha parado todas sus plantas.

La Asociación de Promotores Constructores de España (APCEspaña) ha solicitado al Gobierno y, en concreto, al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, que “clarifique la situación de mantenimiento de la actividad del sector promotor y constructor en los centros de trabajo y en las obras en curso”.

Fuentes del ministerio insisten en que la decisión final no está en sus competencias. Recuerdan que el decreto de estado de alarma sólo ordena la paralización del comercio y la restauración, y que son las empresas quienes deben velar por por la seguridad de los trabajadores.

Si bien el peso de la construcción en la economía española no es tan relevante como en los años del boom, da empleo a 1,3 millones de trabajadores, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Por ello, APCEspaña reclama “urgentemente” la clarificación de las medidas específicas para el sector.

La asociación de promotores constructores de España ha expresado en el comunicado enviado este lunes a los medios que “el sector promotor y constructor quiere mantener un diálogo permanentemente abierto con el Gobierno para apoyar y ayudar en la implementación de las medidas que se especifiquen”.

Del mismo modo, ha recalcado que “será necesario, llegado el momento, un programa concreto de ayudas económicas y de recuperación de la actividad para el sector y que debe partir del diálogo y la colaboración con todos los agentes del mercado”. No paramos, pero id preparando ayudas.

Las medidas de las promotoras

Las promotoras consultadas por Invertia prácticamente calcan su mensaje. Por un lado, los empleados de las oficinas están teletrabajando, los puntos de venta han cerrado y atienden a los clientes por vías telemáticas. Así lo confirman Aedas Homes, Metrovacesa, Neinor Homes y Vía Célere, por orden alfabético. Otra historia son las obras.

En el  caso de Aedas Homes, por el momento -a fecha 16 de marzo-, “seguimos con todas las obras en marcha, atendiendo siempre las recomendaciones de APCE de extremar las máximas precauciones en las obras”. 

Metrovacesa explica que mantiene “la firme responsabilidad de seguir ofreciendo nuestros servicios y cumpliendo con los compromisos con todos nuestros clientes, garantizando al mismo tiempo la seguridad de nuestros equipos y de todos aquellos con los que interactuamos”.

Seguiremos con atención las medidas recomendadas por las autoridades, que a día de hoy no incluyen una paralización de las obras”, afirma la empresa dirigida por Jorge Pérez de Leza. “Es aún demasiado pronto para evaluar el impacto real del virus tanto en nuestro negocio como en el sector”, admiten.

En cuanto a Neinor Homes, la promotora vasca afirma que está haciendo “el máximo esfuerzo por mantener la actividad en el sector de la construcción, con el objetivo de tratar de evitar consecuencias graves para el mercado, lo cual requiere la total colaboración entre los actores del sector y la Administración Pública”.

Por si no había quedado claro, a nivel operativo todas las obras de la compañía “siguen en marcha” dentro de los parámetros de seguridad siempre necesarios. Sin embargo, reconoce que “dada la imposibilidad de predecir la evolución de esta situación y siempre poniendo la salud y seguridad de todos los trabajadores como prioridad absoluta, la compañía irá adaptando la construcción y evolución de las obras, en coordinación con las constructoras, procurando en todo momento que estas se vean afectadas lo mínimo posible”.

Desde Vía Célere señalan que “monitorizamos la situación de cada proyecto para tomar individualmente las medidas que garanticen la seguridad de todos”. Eso sí, aunque “es pronto para analizar las consecuencias e impacto de esta situación”, dejan claro que “los niveles de ventas y reservas han sido buenos durante los dos primeros meses del año y las primeras dos semanas de marzo”.

La empresa certifica que “estamos en permanente contacto con las autoridades sanitarias, las asociaciones empresariales y con los sindicatos de los trabajadores, quienes nos marcan las pautas de cómo organizar los trabajos en estas circunstancias tan excepcionales”.