En un río revuelto, siempre hay ganancia de pescadores, eso es lo que dice el refrán. Y en el caso del rally alcista de los precios energéticos de este año, no todos son perdedores. Las acusaciones entre grandes eléctricas, gran industria y Gobierno no han hecho más que empezar. Pero, ¿quién se está beneficiando de una factura de la luz o del gas cada vez más elevada?

Noticias relacionadas

"Todas las tecnologías que acuden al pool, al mercado diario, están obteniendo una alta rentabilidad a su generación", explica a EL ESPAÑOL-Invertia Francisco Valverde, experto en el sector eléctrico y consultor en desarrollo del área de renovables de eficiencia energética del grupo Menta Energía.

Nuclear, renovables (eólica, fotovoltaica, biomasa, termosolar, hidráulica, bombeo...), cogeneración, residuos (renovables y no renovables), carbón y ciclo combinado forman parte del mix de generación. Pero, ¿se están beneficiando de las tensiones internacionales por el precio del gas?

"Hasta los ciclos combinados, que necesitan gas, han comprado la materia prima con antelación porque sus propietarios suelen firmar contratos a largo plazo, o es gas que viene por gasoducto, que no tiene el mismo precio que el del GNL (gas natural licuado), el que llega por barco", añade Valverde.

"El precio que se casa en el mercado mayorista de electricidad depende de lo que ocurra con el gas en el TTF holandés, el mercado de referencia en Europa, o del MIBGAS (Mercado Ibérico del Gas), que evoluciona de manera paralela".

Las renovables en el 'pool'

Es difícil saber cuál es el porcentaje de renovables que acuden al pool, al mercado diario, a vender su energía. Según expertos del sector eléctrico, "no llegan ni al 10%".

Según Javier Colón, gerente de la consultora Neuro Energía y experto en el sector energético, "hay que descontar los parques renovables que ya tienen un acuerdo PPA (Power Purchase Agreement)", un contrato bilateral a largo plazo de compraventa de energía. "Tienen una liquidación posterior a un precio fijo, así que les da igual el precio del pool".

También "hay que restar a los parques que tienen prima y, por tanto, están sujetos a una rentabilidad razonable. Ahora están ganando mucho, pero luego se les revisará en los próximos años y tendrán que devolver lo ganado o se les reducirá el periodo de prima". 

Y, por último, "los que están sujetos a las condiciones de las subastas de renovables, primero las de 2017", casi 8.000 MW entre eólica, fotovoltaica y biomasa, "y los de las dos últimas subastas de este año", otros más de 6.000 MW. 

En definitiva, "solo queda mirar qué empresa o empresas acuden al pool a vender su energía limpia", añade Colón.

Guerra eléctrica e industria

Hace un par de semanas, el presidente de AEGE (Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía) y de Sidenor, José Antonio Jainaga, abría fuego atribuyendo a las grandes eléctricas de los altos costes de la energía y de tener que parar la producción. 

También en octubre el director general de AEGE, Fernando Soto, pidió que estas empresas ganen "un poquito menos" para que la industria "deje de seguir perdiendo".

Pero el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, se defendía y contraatacaba. "Desde Iberdrola pedimos a Sidenor que baje los precios del acero para poder seguir compitiendo en el desarrollo de la energía eólica mundial y, específicamente, en la instalación de parques eólicos marinos".

Así lo dicen las últimas cifras de la siderurgia en España. En 2021, han disparado sus beneficios, los mejores en casi 15 años para Acerinox y ArcelorMittal, por ejemplo. Pero también lo admite Iberdrola. En su presentación de resultados del pasado octubre, reconoció que el crecimiento del negocio en España se debe a dos factores: “La mayor producción, impulsada por la generación hidroeléctrica (+30,9%) fundamentalmente, (…) junto con un mayor precio de venta al negocio comercial consecuencia del aumento de precios”.

La que no sale muy bien parada de este contexto de altos precios energéticos es Endesa. De hecho, sus beneficios han caído un 14% hasta septiembre por la escalada adversa de precios de la luz. La compañía aseguraba que toda la generación propia de base, procedente de la energía hidroeléctrica, nuclear y de las renovables no reguladas, está vendida de antemano para cubrir los contratos de precio fijo con clientes industriales y residenciales a precios muy inferiores a los que marca actualmente el pool. 

Más recaudación por el CO2

Por último, habría que mirar qué ocurre con los altos precios del CO2 en el mercado de derechos de emisión. Ya está rozando los 70 euros/Tn, un récord histórico que promete seguir subiendo. 

Los beneficios irán directamente a la caja de los Estados europeos. Y así lo ha reconocido el Ministerio de Hacienda, que ha dicho que elevará por encima de los 2.500 millones la recaudación por los derechos de emisión, uno de los principales factores que está disparando el precio de la electricidad en los últimos tres meses. Así aparece en la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2021.