Berkeley Minera España ha recibido la licencia urbanística del Ayuntamiento de Retortillo para desarrollar todo el proyecto que la compañía tiene en la localidad salmantina, y la habilita para desarrollar el mismo a excepción de la parte radiológica para la que necesitará el informe favorable del CSN, y para la que dicho organismo ha informado favorablemente el pasado 22 de julio en lo que respecta a la ampliación de la vigencia de la Autorización Previa ya emitida.

Noticias relacionadas

Esta autorización se ajusta a los requisitos establecidos por la ley de Urbanismo de Castilla y León y su Reglamento y concluye uno de los dos permisos de los más de 120 con los que ya contaba Berkeley para iniciar la construcción del proyecto minero.

 La compañía, que gracias a este proyecto dará empleo a más de 1.000 personas entre puestos de trabajo directos e indirectos, ha invertido ya más de 86 millones de euros desde que comenzó el proyecto en 2012 y prevé destinar un total de casi 400 millones de euros durante la vida de inicial de la mina.

Además de esta cantidad, también es importante destacar que el proyecto se ha comprometido a promocionar el empleo local, donde ya se ha convertido en el máximo empleador, y aportará ingresos de 1,5 millones de euros a los ayuntamientos en los que se encuentra el yacimiento y 23 millones de euros a la Hacienda Pública en concepto fiscal, que podrán incrementarse en función del desarrollo de la mina.

Por su parte, Francisco Bellón, presidente de Berkeley Minera España, asegura quela mina de Retortillo es esencial para la recuperación económica de la región y por eso el objetivo es generar de empleo de calidad, de manera sostenible, y priorizando a las personas que viven en el entorno de Retortillo y en la provincia de Salamanca. Además, Berkeley ha asegurado la sostenibilidad del proyecto, y a mayores, seremos vanguardistas en la promoción de conceptos tan importantes hoy en día como la implementación de procedimientos de economía circular que minimicen la generación de residuos, y la reutilización de los mismos”, afirma Bellón.

Respecto a la seguridad del proyecto y la protección de la salud y el medioambiente, Berkeley ha realizado el proyecto de manera que las autoridades competentes, tanto a nivel regional como a nivel estatal, la Junta de Castilla y León y el Consejo de Seguridad Nuclear han resuelto ya que el potencial impacto del ‘Proyecto Retortillo’ de Berkeley es compatible con el entorno en el que se encuentra, y no causaran perjuicio ni al medioambiente, ni a la salud de las personas.

Berkeley cuantifica que el proyecto aportará riqueza a la zona durante al menos 14 años, teniendo en cuenta las fases de construcción, producción y clausura, y que el 80% de la inversión recalará en la provincia de Salamanca.

De hecho, desde que se inició el proyecto la compañía ha realizado adicionalmente contribuciones económicas a los municipios limítrofes que a día de hoy ya ascienden a 470.000 euros, de los que 330.000 euros han recalado en el municipio de Retortillo y la cantidad restante entre Villavieja y Villares de Yeltes.