Berkeley Energía vuelve a dispararse en bolsa. La minera británica cotizada en Madrid sube hasta un 65% con un volumen desbocado, si bien al cierre la subida se ha limitado al 41,5%. A diferencia de lo que suele ser habitual en estas explosiones bursátiles de la compañía, esta vez hay motivos. Aunque simplemente se trata de la prórroga a una autorización previa concedida hace cinco años que ya se agotaba.

Noticias relacionadas

La compañía no ha hecho comunicación alguna a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Sin embargo, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) anunció el miércoles que “ha informado favorablemente la solicitud presentada por Berkeley Minera España SL para la renovación de la autorización previa de la planta de concentrados de uranio en Retortillo (Salamanca)”.

Este es su gran proyecto en España y la causa de que la compañía solicitase la admisión a negociación de sus acciones en el parqué nacional. No obstante, por el momento, la mina de Salamanca no hace más que acumular retrasos, pero cualquier rumor o especulación sirve para que sus títulos peguen unos fuertes bandazos de precio por los que el supervisor australiano -pues también cotiza en la Bolsa de Sídney- suele pedir más explicaciones que el español.

A punto de caducar

Aunque esta vez hay noticia, lo cierto es que la prórroga concedida por el CSN no aporta ninguna novedad al desarrollo del proyecto. La única circunstancia a considerar sería, según comenta un especialista a este portal, es que la solicitud de esta ampliación demuestra que Retortillo sigue en el mapa de los planes de Berkeley.

En este sentido, la institución señala que la compañía ya contaba con autorización previa para esta “instalación radiactiva de primera categoría del ciclo del combustible” desde el 17 de septiembre de 2015. Ahora se dispone a prorrogar este visto bueno inicial, cuya validez caducaría en septiembre de este año, al considerar “que las circunstancias y características de la planta de concentrado de uranio son las mismas que se recogen en la autorización previa emitida en 2015”, según recoge el CSN.

Rally del 180%

El acelerón bursátil podría repetirse en unos pocos días, pues aunque es lo habitual en estos casos, no sería descartable otra sesión de euforia cuando el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico dé su visto bueno definitivo a esta ampliación de plazos. En su comunicado, el CSN explica que es al organismo que dirige Teresa Ribera al que corresponde “aprobar esta autorización y establecer su periodo de duración”.

Los inversores están muy pendientes de cualquier movimiento que en torno al proyecto de Retortillo pueda dar el Gobierno de coalición PSOE - Unidas Podemos. Además, la compañía ha tenido que lidiar con algunos reveses judiciales y cambios de criterio de algunas administraciones que han complicado el calendario del proyecto además de suponer costes por encima de lo estimado inicialmente.

En lo que va de año, las acciones de Berkeley Energía suben un 180%. No obstante, ni siquiera los máximos intradía de este jueves sitúan a la compañía en zona de máximos. Sus mejores cruces intradía han estado en los 0,415 euros por acción. El día de su debut en la Bolsa de Madrid, en julio de 2018, cerró a 0,72 euros por título.