Sevilla

Un hito clave para nuestra historia”. Así ha definido el presidente de Abengoa, Gonzalo Urquijo, la firma del acuerdo de rescate financiero anunciado este pasado jueves y que supondría el adiós a la temida quiebra. El primer tramo financiero del que será el tercer rescate de Abengoa llegará a mediados de septiembre.

Noticias relacionadas

En una conferencia online, el líder del grupo ha explicado los detalles de la operación que aún no da por cerrada. El grupo sevillano de ingeniería y energías renovables prevé sumar más proveedores mientras confía en cerrar “instrumentalmente” los acuerdos alcanzados, como en el caso de la Junta de Andalucía.

Entrando de lleno en el plan, Urquijo ha detallado que el plan pasa por la financiación de 203 millones de euros, con importe máximo de 230, con garantía del ICO por el 70%, cuyo desembolso está pendiente de condiciones precedentes. A esto se sumaría el compromiso de la participación de la Junta con 20 millones de liquidez.

Igualmente, la obtención de una nueva línea de avales por 126,4 millones de euros, con posibilidad de ampliar hasta 300, con cobertura de CESCE por el 60% del tramo internacional. Además, la operación conlleva la modificación de condiciones de la deuda existente New Money 2 (NM2), Reinstated Debt (RD), Bono Convertible de A3T (A3TC), y deuda Old Money, con capitalizaciones y quitas en ciertos instrumentos.

Finalmente, se trabajará para obtener las adhesiones suficientes al plan de proveedores de AbenewCo 1 para la desconsolidación de la deuda comercial ‘legacy’. En este sentido, Urquijo ha admitido que la compañía “no renuncia” a seguir trabajando en busca de más financiación dado que la obtenida cubriría las necesidades del grupo hasta finales de 2021.

Acciones en AbenewCo 1

Cabe recordar que la entidad prestataria de la nueva financiación y línea de avales será Abengoa Abenewco1 SAU (Abenewco 1), entidad que es desde 2017 la cabecera de todas las sociedades operativas del grupo. Todos los nuevos fondos deberán usarse exclusivamente para las necesidades del grupo que encabeza Abenewco.

En esta línea, el líder del grupo ha detallado que existirán dos tipos de acciones en AbenewCo 1: acciones ordinarias y acciones privilegiadas. En el caso de las ordinarias representarán el 99,9% del capital social mientras que las privilegiadas representarán el 0,1% del capital social, ambas con los mismos derechos políticos pero no económicos.

Respecto a las características de las privilegiadas, serán senior con respecto a las ordinarias en caso de liquidación y venta hasta un importe máximo a perpetuidad, lo que implica un “upside” limitado hasta un importe máximo del importe del NM2 capitalizado más el dividendo mínimo anual acumulado hasta la fecha.

También tendrán derecho a recibir un dividendo mínimo anual del 3.5% sobre el importe del NM2 capitalizado que de no pagarse se acumulará año a año. Este dividendo privilegiado se devengará por un periodo máximo de 10 años.

Esta clase de acciones las recibirán los acreedores del NM2 que opten por capitalizar y, en su caso, el Bono Convertible A3T y la Put Option si, en el momento de la cristalización, opta por acciones privilegiadas.

313 millones en préstamos

El préstamo suscrito por los proveedores con AbenewCo 2 bis (desconsolidando la deuda en AbenewCo 1) tendrá un importe máximo de 313 millones, lo que se corresponde a 392 millones de deuda original tras aplicación de quita del 20%.

El préstamo tendrá recursos limitados a los flujos que provengan de la venta o monetización de determinados activos o flujos obtenidos de sentencias o laudos en determinados procedimientos judiciales o arbitrales.

A corto plazo está previsto que cobren aproximadamente 8 millones de un dividendo repartido por uno de los activos cedidos, mientras que el vencimiento de préstamo será a 20 años, susceptible de ser extendido. Llegado el vencimiento, el importe remanente de la deuda será condonado.

Próximos pasos

Una vez firmados los acuerdos, se ha lanzado el proceso de consentimientos e iniciado el periodo de adhesiones que tiene un periodo inicial de duración hasta el 11 de septiembre. Hasta entonces, se redactará la documentación necesaria para el cierre de la operación.

Una vez concluido el periodo de adhesiones, alcanzadas las mayorías necesarias y obtenidos los consentimientos, se verificará el cumplimiento de las condiciones precedentes y se procederá a la firma de los documentos y emisión de los nuevos instrumentos y se producirá el desembolso del primer tramo de financiación.

En diciembre se producirá la conversión de los instrumentos en acciones y ruptura del grupo económico y fiscal). Con ello, finalmente, se dispondrá del segundo tramo de financiación.

Paralelamente, Abengoa S.A. requiere para restablecer el equilibrio patrimonial la conversión de 153 millones de deuda en préstamos participativos con un nivel de adhesiones necesarias del 96%. Gonzalo Urquijo ha subrayado que hará “todo lo que esté en su mano” para garantizar la viabilidad de Abengoa mediante la adhesión de proveedores para establecer su patrimonio.