El Corte Inglés presentará en su junta general de accionistas, que se celebrará el próximo 23 de julio, su plan estratégico 2021-2026, en el que los grandes almacenes abordarán el nuevo ritmo que deben tomar tras registrar las primeras pérdidas de su historia por la Covid-19.

Noticias relacionadas

Y lo hará en una junta de accionistas se celebrará por primera vez en un día laborable, el 23 de julio, ya que tradicionalmente tenía lugar el último fin de semana de agosto, salvo el año pasado, en que se celebró el 26 de julio.

La junta de accionistas del grupo de distribución aprobará además previsiblemente planes de incentivos vinculados a los objetivos de la sociedad, la remuneración del consejo de administración y la fijación del número de miembros del órgano de dirección, integrado ahora por nueve consejeros tras la salida de los históricos Florencio Lasaga y Carlos Martínez Echevarría, según se publica en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme).

Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés.

También se tratará la ratificación de las operaciones de compra y venta realizadas durante el ejercicio con acciones propias, la aprobación de reparto con cargo a reservas voluntarias de libre disposición y la autorización para la adquisición derivativa de acciones propias y para la venta de autocartera.

Cuentas anuales

Asimismo, los accionistas de El Corte Inglés aprobará a las cuentas anuales de la compañía, correspondientes al ejercicio fiscal 2020-2021 (entre marzo de 2020 y febrero de este año), con unas pérdidasprovisiones y deterioros acometidos sobre algunos de sus activos por cerca de 2.500 millones.

El dato positivo es que registró un Ebitda de 142 millones de euros, "tras haber mostrado flexibilidad y capacidad de reacción para renovar sus tiendas, impulsar la digitalización y la omnicanalidad, y desarrollar nuevos negocios", señalan. La compañía ha cerrado con una cifra de negocios consolidada de 10.432 millones de euros y unas pérdidas netas antes de provisiones de 445 millones. 

El Grupo ha reforzado su posición de liquidez que, a cierre del ejercicio, se sitúa en 3.549 millones de euros permitiendo afrontar todos los compromisos de la empresa con consistencia y firmeza. Por su parte, la deuda ha aumentado en 560 millones de euros, hasta alcanzar los 3.811 millones. 

Junta de 2020

Cabe recordar que el año pasado se redujo el dividendo hasta 37,5 millones de euros con cargo a las ganancias de 2019, la mitad de lo aprobado el año pasado (75 millones de euros), aunque ha señalado que afronta los retos del futuro con garantías de éxito.

También se aprobó la absorción de Sfera y la presidenta, Marta Álvarez, aprovechó para plasmar los pilares que garantizan el futuro de la empresa: la apuesta por los productos y servicios de calidad, la experiencia de compra, la digitalización y el desarrollo de nuevos proyectos.