En el primer trimestre del año, un poco antes de lo esperado, Inditex arranca la recuperación tras más de un año marcado por los cierres de tiendas por la Covid e incluso por las pérdidas registradas hace justo un año. Hasta el 30 de abril de 2021, no solo ha ganado 421 millones, sino que ha conseguido alcanzar el equilibrio entre cierres de tiendas y ventas.

Noticias relacionadas

Sus ventas se han incrementado un 50% (un 56% a tipo de cambio constante), hasta alcanzar los 4.942 millones de euros con crecimientos del 67% en ecommerce. En esto ha tenido que ver la estrategia de integración de tiendas y online que ha permitido que el efecto de la absorción de tiendas anunciado en junio de 2020 se haya recuperado totalmente en la venta en tienda y online ya en mayo de 2021. 

En concreto, el grupo fundado por Amancio Ortega ha cerrado el trimestre de 2021 con 6.758 tiendas, 171 establecimientos menos de los que contaba a cierre de 2020 (6.829 tiendas) o 654 menos que hace justo un año.

De esta forma, ralentiza el cierre de tiendas y se acerca a su objetivo de absorber 400 durante este año, tal y como avanzó el presidente del grupo, Pablo Isla, durante la presentación de resultados del ejercicio pasado. Con ello, se daría por finalizado el proceso de cierre de tiendas.

Pablo Isla

Cabe recordar que a cierre de 2020, Inditex reconoció ser muy activo en la optimización de espacio comercial durante el año (111 aperturas y 96 reformas que incluyen 45 ampliaciones). 

En el año de la Covid la compañía absorbió 751 tiendas y terminó con un total de 6.829 tiendas, 640 tiendas menos. Eso significa que ha cerrado en un año casi las mismas tiendas que abrió en cinco años (entre 2014 y 2018).

Estrategia digital

Todas estas absorciones responden a la estrategia 2020-2022 con la que acelera el cambio de su modelo de negocio, integrando venta presencial y online. Un plan que cuenta con una inversión de 1.000 millones de euros para reforzar la apuesta por online y 1.700 millones de euros para las tiendas tecnológicamente integradas. 

Este plan incluye una mayor superficie comercial aunque menor número de tiendas, lo que implica el cierre y absorción de entre 1.000 y 1.200 tiendas de perfil más pequeño en el mundo y entre 250 y 300 en España (el 14% de su red mundial y al 17% de su red en España aproximadamente). 

Grandes tiendas

Sin embargo, esta estrategia digital de cierres no quiere decir que durante estos años no haya aperturas. Las hay, pero serán muchas menos, más estratégicas y en busca de ofrecer espacios más experienciales para el cliente y con la identificación por radiofrecuencia (RFID) de todo el inventario en tiempo real, según comentan desde la compañía a Invertia.

En el primer trimestre del año se han realizado 53 aperturas en 21 mercados. Entre las principales aperturas registradas en el trimestre se encuentran las tiendas Zara en ClermontJaude (Francia), Lize Paradise en Pekín (China), Belgrado en el centro comercial Waterfront (Serbia), en Nashville (Estados Unidos) o la ampliación de la flagship de Paseo de Gracia, en Barcelona (España) o en Puerto Banús (Marbella, España). 

Ofensiva de Inditex en Gran Vía: una megatienda de Zara para apuntalar estrategia y competir contra Primark

La marca tiene previstas además otras aperturas relevantes en el segundo trimestre, algunas de las cuales ya se han producido en El Cairo (Egipto), Cardiff (Reino Unido) o la más reciente en Edimburgo (Reino Unido).

Siguiendo este modelo, en el segundo trimestre Bershka ha protagonizado uno de los estrenos más relevantes del año, en el Forum des Halles (Francia), con casi 2.000 metros cuadrados de superficie. Se trata de un proyecto exclusivo donde la ambientación y el concepto de tienda rediseña su imagen actual. De la misma forma, durante el primer trimestre, Zara Home ha estrenado su nueva imagen de tienda en A Coruña (España).

Además, recientemente se anunció la apertura para el año que viene de un Zara de casi 8.000 metros cuadrados en el Edificio España de Madrid y de un Stradivarius de 1.200 metros cuadrados.