Durante el ejercicio 2020, el Grupo Inditex pagó un total de 1.201 millones de euros en concepto de impuestos (sobre sociedades, los aranceles, el impuesto sobre las propiedades inmobiliarias, etc.) en España, frente a los 1.874 millones que abonó en el ejercicio anterior, según los estados financieros consolidados que la empresa ha depositado en la CNMV.

Noticias relacionadas

La contribución tributaria total satisfecha del grupo a nivel global ascendió a 4.689 millones de euros, correspondiendo 1.916 millones de euros a impuestos propios, entre los que destacan el impuesto sobre sociedades, los aranceles, el impuesto sobre las propiedades inmobiliarias y las cotizaciones a la seguridad social a cargo de la empresa. En este apartado, Inditex pagó 629 millones en España frente a los 1.049 millones de 2019. 

Los otros 2.773 millones de euros son impuestos recaudados, entre los que se encuentran las retenciones a cuenta del impuesto sobre la renta de los empleados y accionistas, así como la seguridad social a cargo del empleado y los impuestos sobre el consumo. De estos, 581 millones los pagó en España (825 millones el año pasado). 

Por otro lado, el pago del impuesto sobre beneficios en España ascendió a 103 millones de euros, un 72,3% menos que en el anterior ejercicio cuando abonó 372 millones.

En todo el mundo, el impuesto sobre sociedades ascendió a 467 millones de euros, cifra muy inferior a los 1.123 millones que pagó el pasado año y muy marcada por la Covid y la caída del beneficio y las ventas

Por otro lado, el beneficio antes de impuestos de Inditex fue de 1.401 en todos sus mercados. En España, la cifra acaparó el 45% del total, hasta los 640 millones de euros en 2020 frente a los 1.805 millones de 2019.