El Corte Inglés sigue reformulando su modelo de negocio para hacer frente a la situación económica. Además de potenciar su ecommerce para plantar cara a gigantes como Amazon, también está remodelando algunos de sus 93 centros. En este caso, es el turno del establecimiento de Guadalajara, en el que acometerá obras para convertirlo en un outlet que verá la luz a finales de mayo. 

Noticias relacionadas

Así, el plan para este gran almacén pasa por reconvertirse en un outlet con artículos descatalogados de otros grandes almacenes, principalmente moda (pero también otros productos).

En este, “se pueden encontrar firmas de lujo, descuentos a partir del 70% y promociones diversas”, según explican fuentes de la compañía Invertia. Este formato encaja en Guadalajara donde los precios más económicos de grandes firmas atraerán a más clientes. 

Fruto de la estrategia digital de la compañía presidida por Marta Álvarez, la remodelación también contará con una zona dedicada exclusivamente a los pedidos online. Algo lógico, teniendo en cuenta que “todos los centros han ido creciendo y dejando espacio para el online”, señalan. De hecho, parte del Bricor de Alcalá de Henares ha mantenido su reconversión en centro online iniciada en plena pandemia y que en principio era temporal.

Corte Inglés de Guadalajara.

Este centro, con una superficie construida de 70.818 metros, también cuenta con un Hipercor que se mantendrá abierto a pesar de que las obras afectarán a una parte de su superficie. La parte de alimentación sufrirá una pequeña ampliación y además se abrirá una sección de electrónica. 

Inauguración en mayo

En concreto, se espera que el nuevo outlet vea la luz a finales de mayo o principios de junio, es decir, con el fin del estado de alarma. 

Las obras, que aún no han arrancado, se realizarán próximamente aprovechando que Castilla-La Mancha ha decretado el cierre de la hostelería y los centros comerciales (excepto establecimientos de menos de 300 metros cuadrados y tiendas esenciales). Medida que afecta de lleno al centro comercial Ferial Plaza donde se ubica el centro de El Corte Inglés y a la propia compañía. Solo se salva Hipercor.

“Se va a hacer una transformación y se aprovecha esta fase para hacer obras como ya se ha hecho en otros centros”, señalan fuentes de la compañía, que reconocen que este tipo de formatos pueden funcionar mejor en esta zona y “optimizar recursos”. 

Triple de ventas

El Corte Inglés tiene muchas esperanzas en este formato más económico, del que reconocen que otros que han acometido la misma reconversión han duplicado y triplicado ventas.

“El objetivo es mejorar la oferta que tenemos tras 13 años instalados allí”, señalan fuentes de la empresa, quienes piensan que “es el momento propicio porque los usuarios necesitan una buena política de precios en este momento económico”. 

Además, hay dos factores a favor de esta remodelación. El primero es la salida de las firmas de Inditex del centro comercial Ferial Plaza, lo que supone un aliciente para la empresa. Y el segundo es dar un cambio a una oferta comercial diferenciada de la del centro de Alcalá de Henares, quien hacía sombra al de la localidad alcarreña por su proximidad. 

Cabe recordar que este mismo proceso siguió uno de los dos centros comerciales que El Corte Inglés tiene en Albacete, que se reconvirtió en outlet durante el confinamiento y se inauguró en septiembre. 

Caso distinto es el del centro comercial de Linares (Jaén), que se cerrará de manera "temporal" a partir del 1 de marzo por la situación económica y reubicará a los cerca de 220 empleados, mientras que la compañía "analiza" qué hacer con el centro comercial.