El Corte Inglés sigue reorganizando Mega 2, compañía dedicada a la seguridad y los servicios generales que adquirió en verano y a la que cambió el nombre por Sicor. Tras crear una división de limpieza ahora completa su estrategia ecommerce con la creación de una filial de logística.

Noticias relacionadas

En concreto, ha constituido Sicor Logística Integral con un doble objeto social. Por un lado, la gestión eficaz de la distribución, almacenaje y manipulación de mercancías, materiales, productos y/o componentes de la industria y el comercio, así como sus actividades auxiliares y complementarias, en instalaciones propias o de terceros clientes. Y por otro, la gestión de carga y descarga.

La nueva sociedad, que arrancó sus operaciones a finales de diciembre, se ha constituido con un capital de 3.000 euros y la declaración de unipersonalidad siendo su socio único Parinver Servicios, sociedad de cartera de El Corte Inglés, según consta en la edición de hoy del Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme).  

El administrador único es Juan Moral de la Rosa, exfiscal de la Audiencia Nacional y director de Asesoría Jurídica de El Corte Inglés. También lo es de la recién constituidas Sicor Integra El Corte Inglés, Sicor Interservicios ETT y Sicor Limpieza Integral.

Cabe recordar que en julio, El Corte Inglés adquirió Mega2 por 28 millones de euros. Con ello, el grupo El Corte Inglés busca hacerse fuerte en el sector de la seguridad y los servicios generales, pero también reducir sus costes operativos. Mega 2 es la compañía que presta los servicios de vigilancia y control de accesos de El Corte Inglés. 

La logística, en el centro

La logística es una de las patas más importantes del negocio de El Corte Inglés dentro de la apuesta digital. Su presidenta, Marta Álvarez, ya avanzó que los grandes almacenes estaban inmersos en nuevos proyectos en logística, entre otros durante la junta de accionistas celebrada el pasado mes de julio. 

De hecho, dejaron abierta la posibilidad de ofrecer servicios a terceros en el plano logístico. Se trata de un movimiento estratégico dirigido a dar valor a toda la maquinaria con la que cuenta la compañía familiar y que supone una ventaja competitiva de cara a otras empresas. 

Los grandes almacenes siempre han alardeado de que el 90% de la población de España está a menos de una hora de un centro comercial de la compañía y el 50% a menos de 15 minutos.