Hace más de dos años, Dimas Gimeno y El Corte Inglés separaron sus caminos tras una batalla empresarial y familiar histórica. El expresidente necesita ahora cerrar su relación con los grandes almacenes vendiendo el 5% del capital que posee de manera indirecta. Operación que le urge por dos razones.

Noticias relacionadas

La primera y más conocida es la de saldar su deuda. Dimas Gimeno y su madre deben pagar en junio a la Hacienda madrileña 70 millones (40 él y 30 ella) tras haber heredado de su tío en 2016 las acciones de IASA, la sociedad patrimonial a través de la que el expresidente, Isidoro Álvarez, canalizaba su inversión y de la que Gimeno, su madre y las hijas de Álvarez fueron herederos. 

Y la segunda es desligarse totalmente de El Corte Inglés para centrarse en su futuro laboral. “Dimas Gimeno está en una nueva etapa invirtiendo en el nuevo retail. Quiere captar fondos de inversión para invertir en el nuevo retail”, señalan fuentes cercanas. De ahí que, además de pagar su deuda con Hacienda, quiera poner punto final a su relación con la empresa familiar. 

Negocios del 'retail'

Su nueva aventura empresarial comenzó a los pocos días de llegar a un acuerdo con El Corte Inglés para cerrar su salida. El empresario creó la sociedad Dnext Retail, cuyo cometido principal era el de actuar como consultora para particulares y empresas en ámbitos relacionados con el retail y la distribución.

No obstante, sus inicios no están siendo del todo positivos. Dnext se ha apuntado unas pérdidas de 594.036 euros en 2019, lo que supone más que doblar los 285.575 euros de pérdidas con los que cerró sus primeros cuatro meses. Ese mismo año generó sus primeros ingresos, que ascendieron a 65.609 euros, según datos del Registro Mercantil. 

De hecho, el expresidente de El Corte Inglés ultima el lanzamiento de un marketplace, WOW. La compañía fue fundada por Gimeno junto a otros tres socios y ahora acaba de cerrar una ronda de financiación de 2,8 millones de euros con FJLab. La plataforma venderá marcas de todo el mundo de categorías como hostelería, ocio, moda y hogar, y a medio plazo contempla también dar el salto al retail con la apertura de tiendas físicas.

Pero Dnext no es la única sociedad a su nombre. El pasado 30 de noviembre, constituyó Borondes Patrimonial. Su objeto social es el de la adquisición, tenencia, disfrute y enajenación por cuenta propia, de acciones por cuenta propia, con exclusión, de las actividades que la legislación mercantil especial y, esencialmente, la Ley de Mercado de Valores y de Inversión Colectiva atribuyen, con carácter exclusivo, a otras entidades, según el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme).

Asimismo, es administrador único de Skintelligence Investments. Constituida en diciembre de 2019, acaba de ampliar capital en 497.000 euros, según el Registro Mercantil. 

De esta sociedad, a su vez, cuelga Riosama Investments. Ambas se dedicadan a la creación de un ecosistema corporativo y tecnológico integrado para dar respuesta a las crecientes necesidades del mundo del retail, retail tech, logística y distribución comercial, mediante el uso de modelos tecnológicos evolucionados y modelos de negocio novedosos en distribución.

Desde 2019, también es presidente y consejero de The Stage Ventures, dedicada al comercio al por mayor de muebles, alfombras y aparatos de iluminación.

Venta del 5%

Actualmente, Dimas Gimeno sigue unido a El Corte Inglés, al menos hasta que consiga colocar a las hermanas Álvarez su paquete accionarial en la sociedad patrimonial IASA, segundo mayor accionista del gigante de la distribución con un 22,18% del capital.

Según fuentes cercanas a la empresa, se espera que en los próximos días Dimas Gimeno realice una oferta para vender el 22% de IASA que posee junto a su madre. Este porcentaje equivale a una participación conjunta indirecta del 5% en el grupo de distribución.

En dicha sociedad, Marta y Cristina Álvarez ostentan el 69%, con lo que controlan de forma indirecta el 15% del capital del grupo de distribución. Dimas Gimeno tiene el 13%, su madre el 9% y su tío César Álvarez otro 9%, siendo su participación indirecta en El Corte Inglés del 3%, 2% y 2%, respectivamente. 

Además, el expresidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, ha vendido la participación que tenía a título personal en el gigante de la distribución por un importe de 2,5 millones de euros, como parte de un programa de reventa de acciones que los grandes almacenes reactivaron el pasado mes de noviembre tras su parálisis con motivo de la pandemia. 

Según fuentes consultadas por este medio, “como gesto de buena fe para tratar de vender su paquete de acciones en IASA, Dimas Gimeno ha retirado las demandas que tenía contra las hermanas Álvarez". Algo que se produjo, concretamente, el pasado 4 de enero.