Aldi llegó al mercado español en abril de 2002. Lo hizo de forma tímida y con un modelo basado en el discount; algo que el mercado nacional ya conocía años atrás por Lidl, el eterno rival de Aldi (no solo en España, sino también en Alemania). Casi dos décadas después, la empresa da un golpe en la mesa y acelera su expansión tras cerrar el año con 328 supermercados. En el centro de su estrategia: la marca blanca, los precios bajos y Madrid como ubicación estratégica.

Noticias relacionadas

“Cerraremos el año con más de 20 supermercados nuevos en España, lo que supondrá acabar el año con 328 establecimientos, más de 5.200 colaboradores y colaboradoras, y más de 350.000 metros cuadrados de superficie comercial en el país”, indica a Invertia Eduardo López, responsable de Expansión de Aldi. 

A día de hoy, “Aldi cuenta con cuota de mercado en España del 1,4% y ya son más de 5,2 millones de familias las que confían en Aldi para su compra habitual”, según recuerdan desde la compañía a través de datos de Kantar Worldpanel. Un ranking en el que por delante tiene a seis compañías, siendo Alcampo con el 3,4% o supermercados regionales como Consum sus rivales más próximos a batir. Más arriba, su eterno rival, Lidl (5,7%) y el líder, Mercadona (24,8%).

Marca blanca

El objetivo de la cadena “es seguir creciendo” a golpe de aperturas y a un ritmo de 20 anuales, pero también atrayendo al público. ¿Cómo? Con una estrategia de negocio basada en el descuento, el precio y la marca blanca.

Eduardo López, responsable de Expansión de Aldi.

“Nuestra razón de ser y nuestro compromiso con los clientes es el descuento. En Aldi dedicamos todos nuestros esfuerzos en desarrollar nuestra marca propia, que representa el 86% de nuestro surtido, y esto nos permite mantener una calidad elevada a unos precios muy bajos. Durante el primer semestre de 2020, los productos de marca propia de Aldi representaron el 67% del total de ventas de la compañía”, explica el directivo.

La cadena alemana cuenta con un surtido de cerca de 2.000 productos y mantiene acuerdos con los más de 400 proveedores nacionales. El producto nacional representa el 80% de todo el surtido. “Los clientes cada vez más se decantan por alimentos de primera necesidad y marcas blancas que les permitan hacer una compra completa sin tener que destinar un amplio presupuesto”, asegura. 

Madrid

Dentro del plan de expansión de Aldi, la ciudad de Madrid es, con 17 supermercados, la localidad en la que concentran un mayor número de establecimientos. 

“En Aldi actualmente estamos desarrollando un fuerte plan de expansión en España y la Comunidad de Madrid y la capital son, por supuesto, zonas estratégicas para nosotros”. Buena prueba de ello es que acaban de abrir el 25 de noviembre un nuevo supermercado en Colmenar Viejo y otro el 2 de diciembre en Guadarrama.

En los últimos años su estrategia se ha centrado también en conseguir acercarse a los núcleos urbanos de los municipios y en grandes ciudades. Cabe recordar que cuando aterrizaron en España sus centros estaban en las periferias de las ciudades para facilitar una compra que se hacía en coche.

Ahora los hábitos han cambiado y cerca del 60% de sus nuevos supermercados han sido en cascos urbanos y centros de ciudades como puede ser Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia. 

En ese sentido, “creemos que nuestro plan de crecimiento en la capital todavía tiene camino por recorrer”, afirman. Eso sí, sin descartar seguir ampliando su presencia en otras zonas de España. Este mes de diciembre abrirá cinco tiendas (dos en Cataluña, dos en Andalucía y otra en Madrid). Y a este ritmo, Aldi superará los 350 supermercados en 2021.