La crisis sanitaria no solo ha disparado las ventas y visitas a los supermercados, sino que ha sido el desencadenante de una nueva batalla en el sector por el liderazgo en la venta online. Por ello, en las últimas semanas, las grandes cadenas como Mercadona, Carrefour o El Corte Inglés han acelerado toda su estructura para cubrir una demanda que hasta hace poco era casi inexistente.

Noticias relacionadas

Antes del confinamiento, la venta online era todo un reto para el sector ya que solo alcanzaba una cuota del 1,5% de todas las ventas del gran consumo y apenas crecía de un año para otro. Pero ahora, el canal online alcanzó un máximo histórico de cuota durante la segunda semana de confinamiento (+1,2 puntos que en el periodo precrisis), según datos de Kantar. Es decir, ya supera la barrera del 2% que muchos distribuidores se marcaban como reto a medio o largo plazo. 

“La situación en la que nos encontramos es una oportunidad única para que el canal online logre consolidarse y alcanzar el desarrollo que sí ha logrado en otros países como Francia o Reino Unido”, concluye expertos de Kantar, quienes aseguran que existen deficiencias al no conseguir responder a la demanda de los consumidores por retrasos en los pedidos, saturación del canal o cancelaciones.

En este escenario, todas las cadenas han visto una mina de oro en este canal y se han puesto las pilas. La última ha sido Mercadona, que ha iniciado este lunes su primera colmena en Madrid para dar respuesta al aumento de pedidos online que se está produciendo en pleno confinamiento -algo que ya hizo previamente en Barcelona y Valencia-. De momento solo repartirá a algunos barrios céntricos, pero después irá ampliando radio de acción. 

En el caso de Mercadona casi era una obligación. Todos sus competidores estaban multiplicando sus ventas online y ganando cuota de mercado (como Dia y los supermercados regionales) mientras que la enseña de Juan Roig la perdía a pie calle. Una de las razones es que a principios del estado de alarma decretado el pasado 14 de marzo, Mercadona tuvo que suspender su servicio online en algunas zonas de Madrid por “alta demanda”. 

El Corte Inglés reconvierte Bricor

El mismo día que Mercadona hacía este anuncio, El Corte Inglés confirmaba a Invertia que está reordenando una parte del Bricor de Alcalá de Henares (Madrid) con el objetivo de reforzar el servicio online de alimentación como respuesta al aluvión de pedidos que están recibiendo y con el fin de reducir tiempos de espera para el cliente. 

De momento, desde El Corte Inglés aseguran que “se está montando” y se prevé que “la semana que viene esté funcionando”. El objetivo es que sirva como refuerzo a la plataforma que los grandes almacenes tienen en Coslada desde hace años y, a través de la cual, se distribuyen a Madrid los pedidos. No obstante, se trata de una situación temporal. 

Desde que comenzara la crisis sanitaria, los grandes almacenes han multiplicado por cinco sus pedidos online. La compañía ofrece varios formatos: envío a domicilio, click&collect o click&car

Alianza con Glovo

Las otras dos grandes del sector, Carrefour y Dia, han tirado de alianzas con segundos para reforzar sus servicio online. En ambos casos, Glovo es la empresa a través de la cual las dos descargan su volumen de pedidos. 

Carrefour ya trabajaba con ellos en más de 80 tiendas desde 2019. Pero durante el estado de alarma ha ampliado el acuerdo a los supermercados Carrefour Express ubicados en estaciones de servicio Cepsa. En una primera fase se han seleccionado 150 Carrefour Express.

Además de esta alianza, para hacer frente al aumento de ventas “en los últimos días hemos duplicado nuestra capacidad de preparar y enviar pedidos en toda España y hemos abierto 40 nuevos puntos drive que permiten recoger la compra", según fuentes de la cadena gala. 

Por su parte, Dia selló una alianza con la plataforma de envíos para repartir pedidos a domicilio desde una red de 500 tiendas distribuidas por toda la geografía española. Con este acuerdo, Dia llega con su servicio online a 494 poblaciones, lo que supone ampliar el radio de alcance a 54 poblaciones nuevas, que representan 2,5 millones de personas. 

Desde que arrancó la crisis por el coronavirus la compañía ha reforzado su servicio online tras experimentar un aumento del 50% de los pedidos habilitando más franjas horarias de reparto, incrementado en un 20% la flota de camiones y reforzándolos turnos con uno más de noche. También contrató 1.000 personas.

Caprabo retrasa su plataforma

Y en los supermercados regionales, las ventas online también se han disparado. Así, por ejemplo, en Caprabo -filial de Eroski- los pedidos han aumentado en Cataluña. “Estamos reforzando los servicios de abastecimiento desde almacenes, los servicios de compra por internet y también el servicio de venta en nuestros supermercados”, aseguran a Invertia. 

Sin embargo, la compañía no adelanta sus planes logísticos. Así, la plataforma de venta de distribución de El Prat de Llobregat no entrará en funcionamiento hasta verano, tal y como estaba previsto. “El proyecto sigue vigente, adaptando los calendarios a la nueva situación generada con la alarma sanitaria por Covid-19”, reconocen. 

Información sobre el coronavirus: