OHL ya ha conseguido el apoyo mínimo necesario de sus bonistas para seguir adelante con su plan de refinanciación, que le permitirá reducir en 105 millones de euros su deuda a través de una quita de 35 millones de euros y una capitalización de otros 70 millones de euros.

Noticias relacionadas

Según señalaron fuentes del mercado, los tenedores del 75% del importe principal de los dos bonos que tiene la constructora ya han manifestado su apoyo a este plan de refinanciación, lo que da 'luz verde' a la operación.

Con esta aceptación, la compañía ya puede adherirse al acuerdo al que inicialmente llegaron los principales accionistas de la compañía, los hermanos mexicanos Amodio y Grupo Villar Mir, con un 57,3% de los titulares de estos bonos el pasado mes de enero para refinanciar la deuda.

Vinculación total del acuerdo

Una vez se adhiera, según recoge el acuerdo remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), OHL solicitará ante un tribunal de Londres el inicio de un procedimiento de aprobación judicial bajo la legislación inglesa con el objetivo de implementar la operación.

Tras obtener esta aprobación, los términos del acuerdo serán vinculantes para la totalidad de los bonistas, hayan votado a favor o no, por lo que con este 75% de apoyo conseguido hasta el momento la compañía ya se ha asegurado la implementación de la operación, a falta solo de la aprobación del tribunal inglés.

Bonificaciones para los bonistas

Todos los bonistas que hayan aceptado el acuerdo antes del viernes 5 de febrero a las 17.00 horas (hora de Londres), recibirán una comisión que les permitirá reducir el importe de la quita del 12% al 10%.

De los 593 millones de euros de saldo vivo actual en sus dos bonos, los titulares del 62% (367 millones) aceptarán esta quita. En caso de que todos los bonistas acepten el acuerdo antes de la fecha límite, la quita alcanzará los 36,6 millones de euros.

Por otra parte, los tenedores del 38% del importe de ambos bonos (226 millones) accederán a una capitalización del 30%, es decir, 68 millones de euros, que se convertirán en acciones de la empresa de 0,74 euros por título.

Sumando la quita y la capitalización, la reducción alcanzará los 105 millones de euros. El resto irá a parar a un nuevo bono conjunto que pasará a tener un importe principal de 488 millones de euros, con vencimiento en 2025 y 2026, en lugar de las fechas antes contempladas, que eran 2022 y 2023.

Dos ampliaciones de capital

No obstante, el acuerdo no solo contempla esta operación, sino que también prevé la suscripción de dos ampliaciones de capital a un precio un 55% por debajo del valor de mercado, así como la aceptación por parte de la junta general de accionistas.

La primera ampliación será de 35 millones para todos los accionistas y la segunda por un importe máximo de 36,4 millones para que los Amodio y Tyrus, un acreedor vinculado a la deuda que Grupo Villar Mir mantiene con OHL, terminen por inyectar los 37 y 5 millones, respectivamente, comprometidos.