El acuerdo entre la dirección de CaixaBank y los sindicatos está más cerca que nunca, pero se resiste a llegar.

Noticias relacionadas

Ambas partes llevan reunidas desde las 14 horas de este miércoles para pactar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que con toda seguridad implicará 6.452 salidas, un encuentro que se produce después de haber concluido de madrugada la reunión del martes, en la que debía llegarse a un acuerdo.

Aunque todo apunta a que será posible firmar la paz, sigue habiendo desacuerdos entre ambas partes y aún queda trabajo por delante, según apuntan fuentes de la negociación.

Esta cifra es la última que la entidad ha puesto sobre la mesa y, previsiblemente, será la definitiva. Supone un 22% menos que la inicialmente propuesta (8.291), una rebaja que ha sido posible tras ampliar el número de recolocaciones en empresas del grupo hasta 708 (22 más que las anteriores).

A ella se ha llegado tras dos jornadas maratonianas de reuniones entre ambas partes en las que se han cruzado propuestas y contrapropuestas. La última oferta del banco llegó pasadas las 4 horas de la madrugada, tras lo cual la dirección de CaixaBank emplazó a la representación sindical a dar una respuesta este miércoles a partir de las 14 horas.

Eliminar la forzosidad

El banco no solamente ha decidido reducir de nuevo el número de salidas sino también, y lo que es más importante, a eliminar la forzosidad. Esto es, se abre a que todas las extinciones de contrato sean voluntarias y que las vacantes que no se cubran por esta fórmula las decida una comisión de seguimiento del ERE, en la que estarán presentes los sindicatos firmantes del acuerdo.

Además, el banco ha ampliado los cupos máximos de adhesión entre los empleados de mayo edad. Ahora fija el límite en 1.650 empleados para los de 54 y 55 años (antes eran 1.500) y en 650 el de 52 y 53 años (antes eran 500). Asimismo, el banco ha mejorado las compensaciones económicas.

Estas medidas acercan considerablemente la posibilidad de un acuerdo tras once semanas de negociación en las que no se vislumbraba este momento. Sin embargo, desde los sindicatos advierten de que "ha habido avances importantes pero no suficientes".