Tensas negociaciones entre la dirección de CaixaBank y los representantes de la plantilla. Ambas partes celebran desde hace horas la que debería ser la última reunión de la mesa de negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE). El banco va a trasladar esta noche una última propuesta a los sindicatos con el objetivo de conseguir firmar el acuerdo dentro del plazo, que termina este martes.

Noticias relacionadas

Dirección y sindicatos llevan horas cruzando propuestas y contrapropuestas tras celebrar el lunes otro encuentro que se alargó hasta pasadas las 23 horas. Fue una reunión tensa, en la que los sindicatos corearon lemas como Todos somos CaixaBank frente a la representación de la dirección y a pesar de la cual decidieron mantener la huelga prevista para este martes.

En la misma, la última oferta de la entidad incluía una rebaja en el número de salidas hasta las 6.750 (200 menos que la propuesta de la pasada semana), según fuentes de la negociación, si bien esta cifra, como el resto de propuestas, podría variar a lo largo del día de hoy mientras dure el encuentro.

Otras mejoras

Además, el banco está ofreciendo ciertas mejoras en las compensaciones económicas para los empleados que dejen el banco. Más concretamente, ha ofrecido primas por voluntariedad de hasta 28.000 euros para empleados a partir de 54 años, pagar el convenio especial de la Seguridad Social para los de 52 y 53 años hasta los 63 y mayores primas para los menores de 40 años que se presenten voluntarios.

Esta misma tarde, varias fuentes de la mesa de negociación no tenían claro aún si la negociación terminaría este martes con acuerdo, sin él o se alargaría, si bien ambas partes están poniendo todo de su parte para cerrar el acuerdo en plazo.

A lo largo del día, la plantilla del banco ha secundado una huelga que los sindicatos calculan que ha impactado con una caída del 95% de la actividad y el 90% de las oficinas cerradas (el 100% en algunos lugares), si bien desde la entidad no han aportado datos oficiales.