CaixaBank ha vuelto a reducir este martes el número de salidas que implicará su Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y lo ha hecho hasta 6.950, según ha transmitido a los sindicatos en una reunión que se está produciendo en paralelo a la huelga de todo el día que está secundando parte de la plantilla.

Noticias relacionadas

Esta nueva propuesta supone reducir en un 6% el número de salidas previstas hasta ahora, que eran 7.400, y en un 16% desde las propuestas en un inicio (8.291). Dirección y representantes de los trabajadores están celebrando este martes una nueva reunión tras nueve semanas de una negociación que se encuentra en "punto muerto".

Además, el banco ha mejorado las compensaciones económicas que ofrece a los trabajadores que abandonen la entidad. Concretamente, propone compensar con el 57% del sueldo a los empleados de entre 56 y 62 años. Además les ofrece o bien este cobro fraccionado del 57% del salario fijo y mantener el 60% de las aportaciones de ahorro al plan de pensiones o bien cobrar una renta mensual del 57% del salario total, incluyendo el variable, pero sin aportaciones de ahorro al plan de pensiones.

Para los empleados de 54 y 55 años la propuesta pasa por una renta temporal del 55% del salario fijo hasta cumplir 61 o 62 años, respectivamente. Este colectivo también podría elegir entre este pago y mantener las aportaciones al plan de pensiones del 60% por parte del banco o recibir ese pago fraccionado teniendo en cuenta el sueldo fijo y el variable, pero sin nuevas aportaciones de la entidad al plan de pensiones. El convenio especial con la Seguridad Social se abonaría hasta los 63 años.

Por su parte, los trabajadores de 52 y 53 años recibirían un pago único del 53% del salario fijo multiplicado por seis. Para los menores de 52 años, mantiene la propuesta de abonar 35 días de salario por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades, pero suben las primas a entre 2.000 euros y 7.500 euros dependiendo de la antigüedad (diez o más años).

Huelga de la plantilla

Como medida de presión, los sindicatos convocaron de forma conjunta para este martes una huelga de todo el día que, según ellos mismos, ha obligado a cerrar el 70% de las oficinas de la entidad y está suponiendo "un éxito rotundo". También estiman que la actividad del banco ha caído un 90%, como explican fuentes sindicales.

Las posturas partían desde un inicio muy distanciadas y, después de varias ofertas y contrapropuestas no han conseguido acercarse. Por el momento, esta negociación tiene una fecha de fin que es el próximo 29 de junio, de forma que tan solo queda una semana para lograr un acuerdo que se está resistiendo.