La nueva etapa de César González-Bueno al frente de Banco Sabadell comienza con la venta de su filial en Andorra y no con la de TSB en Reino Unido, como todos los analistas esperaban. Morabanc, uno de los principales bancos privados del Principado, ultima la compra inminente de BancSabadell d'Andorra (BSA), según ha podido saber Invertia de fuentes cercanas al grupo de la familia Mora.

Noticias relacionadas

Sabadell es el banco más pequeño de entre los que operan en Andorra, con un volumen de negocio de en torno a los 1.830 millones de euros. Por su parte, Morabanc gestiona más de 8.000 millones en recursos de clientes. En total, Morabanc sumaría más de 9.800 millones tras esta operación, según han comunicado ambas entidades tras la publicación de Invertia, que ha adelantado la transacción.

La operación se negocia en exclusividad entre ambas entidades, que han informado ya a los supervisores del inicio de las conversaciones. En el caso de que se materialice finalmente la transacción, está previsto que incluya el derecho de los accionistas minoritarios a adherirse a ella en los mismos términos que se acuerden con Sabadell.

Crecimiento de Morabanc

Morabanc está inmerso en un ambicioso plan de crecimiento. Hace dos semanas nombró a Joan Maria Nin como nuevo presidente no ejecutivo del grupo. Precisamente, Nin fue el consejero delegado de Banco Sabadell de 2002 a 2007. Por su parte, Lluís Alsina será consejero director general. Este movimiento propició la salida de Pedro González Grau tras siete años.

En febrero de 2020, justo antes de que se desatara la pandemia de coronavirus, Morabanc puso un pie en España con el establecimiento de una agencia de valores en Barcelona, Mora Wealth Management España.

En su comunicado, Morabanc destaca que la integración les permitiría "incrementar considerablemente" la inversión en tecnología para poder enfrentarse a los retos de futuro.

Por su parte, Sabadell controla entorno al 51% del capital de BancSabadell d'Andorra, que gestiona actualmente unos recursos totales (de balance y fuera de balance) de 1.830 millones de euros, con 426 millones de euros en créditos.

Su ratio de solvencia CET1, la de referencia para el mercado, es del 20,4%, mientras que su rentabilidad, medida a través del ROE, es del 10,5%. Su cuota de mercado es cercana al 20%, tiene siete oficinas y una red de cajeros automáticos que atiende al 23% de los particulares y el 32% de las empresas andorranas.

De completarse la operación, sería la tercera venta de un negocio de calado de Sabadell en apenas unos meses, en los que la entidad ha vendido su gestora y su servicer inmobiliario y ha sondeado el mercado para hacer lo propio con TSB, aunque recientemente ha rechazado en varias ocasiones que quiera vender su filial británica.