Santander multiplicó casi por cinco su beneficio en el primer trimestre respecto al mismo periodo del año anterior. El banco alcanzó así los 1.608 millones de euros, lo que supone una diferencia del 386% con el primer trimestre del año pasado, en el que el banco realizó unas provisiones de unos 1.600 millones.

Noticias relacionadas

Con todo, el banco se ha anotado este trimestre un cargo por unos 530 millones de euros, correspondientes a todos los costes de reestructuración previstos para el ejercicio, principalmente en Reino Unido y Portugal.

De acuerdo con los cálculos del banco, sin ese cargo el beneficio ordinario habría sido de 2.138 millones, es decir, un 50% más que el año anterior por las mismas fechas. Sería el mayor beneficio ordinario del banco en desde el segundo trimestre de 2010.

Aumento en márgenes

El margen de intereses de la entidad creció un 5%, algo que según Santander se debe a que el nuevo crédito volvió a los niveles previos a la pandemia en Europa y Sudamérica, con un destacado crecimiento en Reino Unido (+24%), España (+10%) y Brasil (+6%).

De hecho, los ingresos por comisiones se recuperaron hasta los niveles previos a la pandemia gracias a la mayor actividad, al crecimiento en servicios y a productos de mayor valor añadido, sobre todo en el negocio corporativo y seguros.

Ana Botín, presidenta ejecutiva del Grupo Santander, durante su intervención en la cuarta jornada del 'Wake Up, Spain!'. Esteban Palazuelos

Los ingresos totales aumentaron un 8%, hasta 11.390 millones de euros, mientras que los costes se mantuvieron estables. La ratio de eficiencia mejoró hasta el 44,9% (2,3 puntos porcentuales menos), mientras que la rentabilidad, medida a través del ROE, avanzó hasta el 9,8%, frente al 1,47% del primer trimestre de 2020 y el 5,54% del cierre del año.

Los recursos de clientes superaron el billón de euros por primera vez gracias al aumento del ahorro de empresas y familias durante la pandemia. Los depósitos a la vista crecieron un 14% (+2% desde diciembre), hasta los 668.000 millones de euros, mientras que los fondos de inversión subieron un 19% (+3% desde diciembre), hasta los 170.000 millones.

Menos mora y provisiones

Por su parte, la ratio de mora cayó cinco puntos básicos desde marzo del año pasado, hasta el 3,2%, mientras que la ratio de cobertura cerró el trimestre en el 74%. El coste del crédito mejoró también, en 20 puntos básicos, desde diciembre, hasta el 1,08%, gracias a las menores provisiones en el trimestre.

De hecho, las provisiones del trimestre se situaron en 1.992 millones de euros, un 43% menos que el primer trimestre del pasado año, mientras que las acumuladas se situaron en 24.034 millones.

En cuanto al capital, la ratio CET1 se situó en el 12,3%, por encima del registro anterior. El banco ha aumentado también su colchón de capital frente al mínimo requerido, que ahora es de 345 puntos básicos, en comparación con los 189 de antes de la pandemia.

De hecho, el banco reservó 15 puntos básicos de capital para pagar dividendo, lo que se traduce en un 40% del beneficio ordinario del trimestre. Como ya informó, el banco devengará el 40% del beneficio ordinario durante el año para el pago de esta remuneración una vez el Banco Central Europeo (BCE) levante sus restricciones.

Regiones

Por regiones, el Europa registró unas ganancias de 826 millones de euros en el primer trimestre, en comparación con los 193 millones de euros del mismo periodo del año anterior, algo que se debió a mayores ingresos (+13%), reducción de costes (-4%) y menores dotaciones (-40%).

En España, el beneficio ordinario fue de 243 millones de euros en el primer trimestre, en comparación con los 90 millones de euros del mismo periodo del año anterior (+170%), gracias a unas menores provisiones (-29%) y la reducción de costes (-8%). El margen de intereses creció un 10%.

El negocio en Norteamérica (Estados Unidos y México) registró un beneficio ordinario de 773 millones de euros, un 174% más que en las mismas fechas del año anterior, impulsado por el resultado récord en Estados Unidos, que aumentó hasta los 616 millones de euros (diez veces más).

En cuanto a Sudamérica, el beneficio ordinario fue de 773 millones de euros, un 41% más, gracias al crecimiento de los ingresos (10%) y las menores dotaciones. 

Más concretamente, en Brasil el beneficio ordinario alcanzó los 562 millones de euros, un 47% más, por la caída del 31% de sus dotaciones, la mejora del coste del crédito y los mayores ingresos (+8%).

Por último, Digital Consumer Bank, que ahora engloba Santander Consumer Finance (SCF) y Openbank, registró un beneficio ordinario en el primer trimestre de 291 millones de euros, un 25% más por los mayores ingresos (+1%) y una reducción de las dotaciones, con mayor contribución por parte de Alemania (83 millones de euros), países nórdicos (57 millones) y Reino Unido (50 millones). La ratio de mora se situó en el 2,23%.