El uso de la palabra sostenibilidad está en auge. Las empresas, y entre ellas las del sector financiero, introducen cada vez más este concepto en sus planes de actuación y uno de los debates que suscita este nuevo posicionamiento es si la apuesta por la sostenibilidad puede ser una fuente de rentabilidad.

Noticias relacionadas

"Lo hemos visto, lo estamos viendo y lo seguiremos viendo", explica Cristina Martínez Salas, gerente de Productos de Inversión y Ahorro de Triodos Bank, en una entrevista con Invertia, en la que señala, además, que "invertir en sostenibilidad ayuda también a la contención de riesgos". En su opinión, "la sostenibilidad es un apoyo fundamental para conseguir una rentabilidad financiera que a la postre también tenga un nivel de riesgo para todas las partes intervinientes más bajo".

La entidad, más que hablar del clásico binomio rentabilidad-riesgo, prefiere hacerlo sobre un "trinomio" y añadir a la ecuación el impacto. El banco sabe de lo que habla, pues se encuentra en ese pequeño grupo de empresas que siempre han apostado por la sostenibilidad y por tener en cuenta el impacto que genera su actividad. Y sus números avalan esta apuesta: en 2020 el banco logró incrementar un 15% su balance y el crecimiento de sus préstamos sostenibles fue cercano al 12%.

"En España gestionamos más de 2.000 millones en fondos confiados. Y esto demuestra que las finanzas sostenibles y que ofrecer solo productos sostenibles es viable", añade la directiva. 

En este campo, la entidad acumula cuarenta años de andadura "promoviendo un cambio positivo a través del sistema financiero" y con la finalidad de poner en el centro la calidad de las personas y del medioambiente. Está presente en cinco países, entre los que se encuentra España, pero también Países Bajos (origen), Alemania, Bélgica y Reino Unido.

Exclusión e inclusión

En esa apuesta por la sostenibilidad, la entidad ofrece soluciones de financiación, ahorro e inversión con dos criterios. El primero es el de inclusión, el positivo, según el cual solamente se financian iniciativas con valor social, medioambiental o cultural, "y, obviamente, que sean viables económicamente", como las energías renovables, la producción cinematográfica o la moda sostenible. El segundo es el de exclusión, por el que rechazan financiar actividades que cuestionan el desarrollo sostenible de la sociedad, como la agricultura extensiva, las armas, el tabaco o los pesticidas.

En la entidad, como recuerda Martínez, fueron "pioneros" en la puesta en marcha de una hipoteca "con un propósito detrás", que permite beneficiarse de menores cuotas cuanto mejor sea la certificación energética de la vivienda que se pone como garantía.

El catálogo del banco en España incluye también los planes de pensiones con criterios ISR (inversión socialmente responsable) y de impacto, un mundo en el que se estrenó en 2016 con el lanzamiento del Triodos Renta Fija Mixta.

Se trata de un plan más conservador que el resto de su categoría, dado que, por política de inversión, nunca supera el 20% en renta variable, algo que en momentos complejos le ha supuesto una ventaja. "Ha aguantado bien los vaivenes del mercado", explica Martínez. No en vano, su patrimonio creció un 16% en 2020, hasta los 24 millones de euros, y sus partícipes lo hicieron un 9%.

Sede de Triodos Bank en Países Bajos.

Ahora el banco ha querido ampliar su gama con el reciente lanzamiento de otros dos planes: el Triodos Renta Variable Mixta Neutral (hasta el 50% de la cartera se invierte en variable) y el Triodos Renta Variable Mixta Dinámico (hasta un 70%).

Estas dos modalidades, como apunta la responsable de Triodos Bank, "tratan de buscar perfiles con un poco menos de aversión al riesgo", como aquellos que se encuentran en el inicio de la fase de acumulación para la jubilación.

Desincentivo fiscal

La entidad sigue apostando por los planes de pensiones pese a los cambios fiscales introducidos recientemente por el Gobierno, que rebajan de 8.000 a 2.000 euros las aportaciones anuales máximas con derecho a deducción en el IRPF. Lo hace porque considera que "el entorno fiscal ahora ha cambiado y más adelante puede volver a cambiar para arriba o para abajo".

En opinión de la directiva, "el producto no se puede menospreciar en ese sentido porque cumple perfectamente con su labor". Con todo, cree que desincentivar fiscalmente el ahorro privado "va a hacer más difícil complementar el sistema público de pensiones", lo cual es contraproducente teniendo en cuenta que España tiene un déficit de ahorro para la jubilación en comparación con los países del entorno.

Greenwashing

Los clientes, además de rentabilidad, están empezando a demandar productos que tengan en cuenta el impacto. "Creo que están empezando a darse cuenta también gran parte de los inversores de que tiene que haber una coherencia entre el producto y los objetivos de la entidad que los gestiona", explica Martínez.

Para la directiva, "no es lo mismo una entidad que gestiona solo productos de este tipo que una entidad que tiene n productos dentro de un portfolio mucho más grande. Estamos viendo es que ya cada vez los clientes empiezan a ser más selectivos también, incluso a nivel entidad".

Algo especialmente importante en un momento en el que el auge de la sostenibilidad está dando lugar al greenwashing o ecopostureo, un concepto en el que se engloban las empresas que recurren a este posicionamiento por cuestiones de imagen.

En este sentido, la directiva de Triodos Bank considera que es necesario ver este auge de la sostenibilidad "más desde un punto de vista positivo que negativo". "Ahora ya no es solamente ese compromiso verbal, sino que estamos viendo que desde el punto de vista normativo tienes que cumplir una serie de criterios para poder catalogar tu inversión como socialmente responsable", apunta.

Es por eso que, en su opinión, la normativa y la taxonomía que están surgiendo ahora ayudan "a separar la paja del grano". "Ahora es el momento en el que se va a ver los que de verdad lo hacen y los que no lo hacen", apunta Martínez, que, no obstante, anima a los demás a que "sigan apoyando esa tendencia de ir más hacia el verde de verdad".

Contenido exclusivo para suscriptores
1€ primer mes
Accede a todo el contenido de Invertia, después 5,99€ (en lugar de 7,99€) Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información